Tiempo de lectura: 3 minutos

Noticia

14 - 08 - 18

¿Qué es un brote sensitivo en la esclerosis múltiple?

Los brotes sensitivos de la esclerosis múltiple se caracterizan por la presentación de sensaciones o percepciones alteradas.

Es posible que la persona afectada por un brote sensitivo de esclerosis múltiple experimente:

  • Hormigueo
  • Sensaciones punzantes
  • Ardor
  • Entumecimiento
  • Rigidez
  • Sensibilidad excesiva de la piel a los estímulos
  • Calambres
  • Sensación de humedad o de aspereza
  • Picor

Un brote sensitivo de esclerosis múltiple puede afectar a cualquier parte del organismo, aunque las más frecuentes son:

  • Rostro
  • Tronco
  • Piernas
  • Brazos

También pueden implicar a una parte del cuerpo o a ambos lados. Incluso cuando las alteraciones sensitivas incluyen picor, no hay irritación o signo de afectación de la piel a menos que el propio paciente la cree si no puede resistir la tentación de rascarse.

 

Cuando se evalúa a un paciente del cual se sospecha que puede estar sufriendo un brote sensitivo de esclerosis múltiple, los profesionales sanitarios pueden plantear las siguientes preguntas:

  • ¿Es una falta de sensación, como el adormecimiento de la zona afectada, o más bien un incremento de las sensaciones con la aparición de una nueva?
  • ¿Es o no dolorosa la sensación que experimenta?
  • ¿Hay un desencadenante, como el tacto de la zona o el calor, o bien la sensación se presenta sin motivo aparente?

 

Es posible que oiga al personal médico referirse a sus síntomas con las siguientes palabras:

Alodinia- Una percepción alterada del dolor, en la cual un leve roce puede producir dolor intenso.

Parestesia- Una sensación inusual y molesta, como cosquilleo o entumecimiento.

Disestesia- Sensación intensa, incluso dolorosa, que se presenta de forma espontánea.

Síntomas sensitivos- Una forma general de referirse a los síntomas de un brote sensitivo de esclerosis múltiple.

 

Toda esta información permitirá al profesional elegir, junto con el propio paciente, el régimen terapéutico, que deberá tener en cuenta:

  • La intensidad de los síntomas
  • Las molestias que ocasionan al paciente
  • La posible afectación en el entorno laboral (la frecuencia de los brotes, por ejemplo, puede ser un inconveniente importante para algunas personas, y el régimen terapéutico debería ser el mejor posible para reducir los brotes sensitivos de la esclerosis múltiple y el número de veces que el paciente debe acudir a la consulta)
  • Sus circunstancias familiares (apoyo familiar, deseo de tener hijos…)

 

Causas

 

Aunque el paciente con esclerosis múltiple que experimenta los síntomas de un brote sensitivo puede creer que le sucede algo en la piel, en realidad todas esas percepciones son causadas por el daño que la esclerosis múltiple induce en los tejidos nerviosos del cerebro y la médula espinal.

 

Ese daño interfiere en las señales nerviosas normales. El cerebro, que no puede interpretarlas, las relaciona con sensaciones pasadas que sí conoce (picor, ardor…)

 

Aunque tenga la sensación de que ocurre algo en una parte concreta de su cuerpo, como los dedos de las manos, no existe daño en ese lugar. El único daño es el de los tejidos nerviosos que llevan mensajes de sus manos a su cerebro.

 

Tratamiento

 

Hable con su médico si le preocupan los brotes sensitivos de la esclerosis múltiple. Si los síntomas interfieren en su día a día, además del tratamiento es posible que se le ofrezca la posibilidad de recibir terapia ocupacional por parte de personal con formación en este campo, que pueden sugerir instrumentos y estrategias para aliviar los síntomas.

 

Dado que los síntomas son un tipo de dolor de los tejidos nerviosos, entre los posibles tratamientos están los medicamentos que se emplean para tratar otros tipos de dolor similares. Existen otras opciones que podrá hablar con su neurólogo.

 

Otras medidas que puede tomar usted mismo incluyen:

 

  • Identifique los desencadenantes (si es que los hay) de los brotes sensitivos para evitarlos (pueden ser el calor, el tacto…) o aliviarlos rápidamente (procurando llevar prendas holgadas o teniendo a mano algún recurso para aliviar el calor).

 

  • Cambie de hábitos si eso le ayuda. Reflexione sobre su modo habitual de hacer las cosas, y no tema ser creativo para buscar formas diferentes de hacerlas que le ayuden a evitar los síntomas de los brotes sensitivos de la esclerosis múltiple. Pueden ser cambios sencillos, tales como el modo de sostener un bolígrafo, o el asiento que emplea para trabajar.

 

  • Procure mantenerse activo, ya que diversos estudios han mostrado que las personas que realizan cierta actividad física pueden ver aliviados los síntomas de los brotes sensitivos. Cada persona es diferente, pregunte a un profesional cuál es el tipo de ejercicio adecuado para usted.
Valora el contenido ¿Cómo de útil te ha parecido el contenido?
Comparte en RRSS
Autor
AUTOR
Merck Group
Comparte en RRSS
Comparte tu historia Comparte tu historia

Historias que nos inspiran

Descubre las historias

Escribe tu comentario (0 comentarios)

0 comentarios
Avatar

Te puede interesar...

Precauciones en el embarazo de las pacientes con esclerosis múltiple (EM)

Dado que el diagnóstico se suele establecer entre los 20...

Leer más

Día Mundial de la Esclerosis Múltiple

El objetivo es también apoyar y poner en contacto a...

Leer más

¿Qué significa una remisión en un paciente con esclerosis múltiple?

Los diferentes tipos de esclerosis múltiple afectan a las personas...

Leer más
Con la EM
Asistente personal Merck
Apoyo emocional
Mostrar chat Con la EM Con la EM
Abrir Facebook Messenger