Tiempo de lectura: 3 minutos

Noticia

26 - 01 - 21

¿Que causa la esclerosis múltiple?

No existe una causa demostrable para la esclerosis múltiple. Se habla de una serie de factores que al juntarse generan un ambiente propicio para el desarrollo de la enfermedad.

Por un lado, existe el componente genético, aunque es preciso aclarar que no es lo mismo que hereditario. No existe un gen específico que al alterarse y transmitirse a la descendencia genere la enfermedad, pero se ha demostrado que variaciones genéticas en cerca de 300 genes pueden estar relacionadas con un mayor riesgo de padecerla1. Sin embargo, el tener alguno de estos genes alterados tampoco se asocia siempre a sufrir la enfermedad. En general el riesgo de padecer esclerosis múltiple es muy bajo y aumenta si se tienen familiares de primer grado afectados. No obstante, solo del 2-5% de los hijos de pacientes con esclerosis múltiple sufren la enfermedad2 y la gran mayoría de los pacientes con esclerosis múltiple no tienen un ancestro que la haya padecido. Por esto sabemos que la genética es un factor de riesgo demostrado, pero por sí sola no explica la aparición de la enfermedad.

 

Por otro lado, existe el componente ambiental. No existe ningún factor ambiental que por sí solo sea una causa de esclerosis múltiple, pero sí se han podido determinar algunos factores de riesgo que pueden influir en su aparición. El principal factor que se ha relacionado con la esclerosis múltiple es la infección por el virus de Epstein Bar (EBV) que causa la mononucleosis. La práctica totalidad de los pacientes con esclerosis múltiple tiene anticuerpos contra este virus, es decir que han estado expuestos, aunque no hayan sufrido una mononucleosis con síntomas.  Sin embargo, esta infección es muy frecuente en el mundo, cerca del 90% de la población ha tenido contacto con el EBV3, y solo un pequeño porcentaje de los infectados desarrolla una esclerosis múltiple. Por esta razón es difícil demostrar que esta infección pueda ser una causa por sí sola. Otro factor a tener en cuenta es la vitamina D que se obtiene principalmente de la exposición a la luz solar y de la dieta. La esclerosis múltiple es más frecuente en zonas geográficas con baja exposición a la luz solar y donde los individuos tienen más bajos niveles de vitamina D4. No obstante, no todos los individuos con bajos niveles de vitamina D desarrollarán una esclerosis múltiple y no está demostrado que los suplementos de esta vitamina en la población general sean una medida de protección. Su médico le indicará cuando debe recibir suplementos de vitamina D.

 

Adicionalmente existen aspectos del estilo de vida que impactan en el desarrollo de la enfermedad. Se ha demostrado que el tabaquismo y la obesidad son factores de riesgo de padecer esclerosis múltiple y su modificación impacta positivamente disminuyendo el riesgo de padecerla y en el caso de los enfermos, mejorando la evolución de la enfermedad.

 

Como podemos ver, no existe una causa para la esclerosis múltiple. Se habla de individuos con una predisposición genética, no siempre hereditaria, sobre la que intervienen otros factores, algunos de ellos evitables, para el desarrollo de la enfermedad.

 

«El artículo refleja la opinión y práctica clínica del autor y no se trata de una opinión o recomendación de Merck, S.L.U. Asimismo, el presente artículo tiene carácter orientativo y divulgativo, de modo que no constituye un diagnóstico de una patología o enfermedad y no sustituye al diagnóstico o tratamiento realizado por un profesional sanitario».

 

Referencias

  1. Baranzini SE, Oksenberg JR. The Genetics of Multiple Sclerosis: From 0 to 200 in 50 Years. Trends Genet. 2017 Dec;33(12):960-970.
  2. Ebers GC, Sadovnick AD, Risch NJ. A genetic basis for familial aggregation in multiple sclerosis. Canadian Collaborative Study Group. Nature. 1995 Sep;377(6545):150–1
  3. Pakpoor J, Disanto G, Gerber JE, Dobson R, Meier UC, Giovannoni G, et al. The risk of developing multiple sclerosis in individuals seronegative for Epstein-Barr virus: A meta-analysis. Mult Scler J. 2013;19(2):162–6.
  4. Pierrot-Deseilligny C, Souberbielle JC. Vitamin D and multiple sclerosis. An update. Mult Scler Relat Disord. 2017;14:35–45.
  5. Degelman ML, Herman KM. Smoking and multiple sclerosis: A systematic review and meta-analysis using the Bradford Hill criteria for causation. Mult Scler Relat Disord. 2017; 17: 207-216
  6. Hedström AK, Olsson T, Alfredsson L. High body mass index before age 20 is associated with increased risk for multiple sclerosis in both men and women. Mult Scler J. 2012;18(9):1334–6

 

 

Valora el contenido ¿Cómo de útil te ha parecido el contenido?
Comparte en RRSS
Autor
AUTOR
Irene Moreno
Comparte en RRSS
Comparte tu historia Comparte tu historia

Historias que nos inspiran

Descubre las historias

Escribe tu comentario (0 comentarios)

0 comentarios
Avatar

Te puede interesar...

Evolución del manejo de la EM

En cuanto al diagnóstico, hace algo menos de 20 años,...

Leer más

Optimismo para afrontar la esclerosis múltiple

Optimismo y esclerosis múltiple, no obstante, no tienen por qué...

Leer más

Beneficios de la quinoa para la esclerosis múltiple

En general los expertos recomiendan dietas equilibradas y variadas para...

Leer más
Con la EM
Asistente personal Merck
Apoyo emocional
Mostrar chat Con la EM Con la EM
Abrir Facebook Messenger