Tiempo de lectura: 5 minutos

Noticia

27 - 02 - 18

La relación entre la depresión y la esclerosis múltiple

La depresión clínica, definida como enfermedad y no como una afectación leve o circunstancial del estado de ánimo, puede estar presente en una proporción que llega al 50% de los pacientes con esclerosis múltiple en algún momento de su vida. Según los sondeos llevados a cabo entre personas afectadas por la enfermedad, la depresión es precisamente uno de los factores clave que afecta a su calidad de vida.

Los diversos tipos de depresión son uno de los síntomas más frecuentes de la esclerosis múltiple, pero son abundantes las investigaciones que han señalado que la forma más grave es también la más frecuente entre quienes han sido diagnosticados de EM, así como entre personas que sufren enfermedades crónicas en general.

La depresión puede tratarse, como han demostrado diversos ensayos clínicos sobre los efectos de diversos medicamentos antidepresivos, la terapia cognitivo-conductual e incluso la técnica de “mindfulness”. También hay investigaciones que relacionan una mejora en la depresión tras un año de empleo de terapias inmunomoduladoras para la esclerosis múltiple.

Estos hallazgos tan positivos tienen la contrapartida de que muchas veces la depresión no es debidamente detectada –ni tratada- en las consultas de neurología.

Algunos expertos han llegado a decir que es imposible exagerar la importancia de tratar la depresión en pacientes con esclerosis múltiple, por diversos motivos:

  • La depresión es parte de la esclerosis múltiple
  • Es uno de los factores clave para la calidad de vida
  • Tratarla tiene un poderoso efecto positivo

Un reto para los médicos es distinguir los síntomas de la esclerosis múltiple y los de la depresión, algunos de los cuales pueden confundirse:

  • Fatiga
  • Insomnio
  • Alteraciones del apetito
  • Falta de memoria y concentración

¿Tengo depresión?

La depresión mayor es una enfermedad mental que se caracteriza por la presencia de al menos cinco de los siguientes síntomas durante dos semanas o más:

  1. Sentimiento de tristeza durante la mayor parte del día o la mayoría de los días
  2. Pérdida del placer o el interés por actividades que antes nos gustaban
  3. Problemas para conciliar el sueño
  4. Fatiga
  5. Agitación o lentitud en los movimientos
  6. Reducción del apetito con pérdida de peso (o, por el contrario, aumento injustificado del apetito con aumento de peso)
  7. Imagen negativa de uno mismo
  8. Sentimiento de culpa
  9. Falta de concentración
  10. Ideaciones suicidas

Cómo hacer frente a la depresión

Puede ser difícil manejar la depresión, pero algunas asociaciones sugieren estrategias que han demostrado ser útiles.

· Haga ejercicio a diario.

· Reduzca los elementos de su vida que le causan estrés, y procure enfrentarse a los que son inevitables con una actitud lo más calmada posible. Los ejercicios respiratorios y la meditación pueden ayudar.

· No deje de lado sus redes sociales: llame a sus amigos, únase a grupos de apoyo, pase tiempo con su familia.

· Manténgase en contacto con su equipo médico.

· Aprenda a reconocer sus sentimientos. Lleve un cuaderno para anotarlos. Haga una lista de las cosas que le estresan para intentar controlarlas.

· Evite sustancias adictivas, como el alcohol.

· Hable de los síntomas de depresión con su médico.

Aunque el apoyo de la familia, los amigos o el de una asociación de pacientes son importantes, y pueden bastar para aliviar los casos de depresión leve, lo más normal es que sea necesario recurrir a psicoterapia o medicación antidepresiva para tratar la depresión clínica.

Existen diversas opciones farmacológicas para tratar la depresión con la supervisión del médico. Precisamente por su variedad, es posible que sea necesario probar diversos medicamentos, combinaciones o dosis diferentes de los mismos antes de encontrar el mejor tratamiento para usted.

La depresión severa es una enfermedad que pone en peligro la vida del paciente, ya que puede inducir pensamientos suicidas. Un reciente estudio al respecto indica que la tasa de suicidios es 7,5 veces mayor en personas con esclerosis múltiple que en la población general. Si tiene algún pensamiento relacionado con la posibilidad de hacerse daño a sí mismo o a otros, pida ayuda médica lo antes posible.

Valora el contenido ¿Cómo de útil te ha parecido el contenido?
Comparte en RRSS
Autor
AUTOR
Merck Group
Comparte en RRSS
Comparte tu historia Comparte tu historia

Historias que nos inspiran

Descubre las historias

Escribe tu comentario (0 comentarios)

0 comentarios
Avatar

Te puede interesar...

Precauciones en el embarazo de las pacientes con esclerosis múltiple (EM)

Dado que el diagnóstico se suele establecer entre los 20...

Leer más

Día Mundial de la Esclerosis Múltiple

El objetivo es también apoyar y poner en contacto a...

Leer más

¿Qué significa una remisión en un paciente con esclerosis múltiple?

Los diferentes tipos de esclerosis múltiple afectan a las personas...

Leer más
Con la EM
Asistente personal Merck
Apoyo emocional
Mostrar chat Con la EM Con la EM
Abrir Facebook Messenger