Tiempo de lectura: 3 minutos

Noticia

10 - 06 - 21

Alimentos para la dieta antiinflamatoria para la esclerosis múltiple

Existen diversas teorías sobre las causas de la esclerosis múltiple.

Ninguna de ellas es concluyente1, pero entre otros elementos, se ha considerado la importancia de estos factores en el riesgo de desarrollar la enfermedad, incluyendo la dieta:

•    Infecciones por virus
•    Infecciones por bacterias
•    Autoinmunidad (acción del propio sistema inmunológico)
•    Trastornos del metabolismo
•    Factores hereditarios
•    Elementos presentes en el ambiente
•    Estrés
•    Exposición a toxinas

Uno de los aspectos que se han estudiado con buenos resultados es la capacidad de una dieta saludable en general para ayudar en el manejo de los síntomas de la esclerosis múltiple.

Una de las recomendaciones clave es evitar los alimentos que se asocian con reacciones alérgicas o con procesos inflamatorios. Además, se ha planteado la teoría de que una dieta antiinflamatoria en esclerosis múltiple puede contribuir a vivir mejor con la enfermedad.2 

La inflamación crónica hace que la capa de mielina que protege los tejidos nerviosos se deteriore (desmielinización). Se van formando lesiones que se caracterizan por se espesas y rígidas (escleróticas). En las lesiones los impulsos nerviosos tienen dificultad para transmitirse correctamente, lo cual provoca síntomas.

Evitar alimentos con efecto inflamatorio3

El consumo excesivo de hidratos de carbono y azúcares se ha asociado con mayor tendencia a experimentar inflamación, que puede hacerse crónica. Algunos de estos alimentos son:

•    Pastas 
•    Arroces 
•    Galletas
•    Bollería
•    Grasas Trans
•    Edulcorantes artificiales 
•    Patatas 

Elegir alimentos antiinflamatorios3

Por el contrario, existen alimentos que actúan como antiinflamatorios naturales y pueden contribuir a reducir la inflamación:

1.    Cúrcuma
2.    Ajo
3.    Orégano 
4.    Romero
5.    Jengibre
6.    Nueces
7.    Verduras de hoja verde
a.    Brécol
b.    Coles de Bruselas
c.    Espinacas
8.    Repollo
9.    Pescados
10.    Frutas con alto contenido en vitamina C
a.    Fresas
b.    Kiwi 
c.    Piña 
d.    Melón
e.    Cerezas

El peso específico de la dieta antiinflamatoria en la esclerosis múltiple sigue siendo objeto de debate. Otros profesionales sanitarios, además de neurólogos y médicos de familia, pueden contribuir a diseñar la mejor dieta, incluida una dieta antiinflamatoria, para personas con esclerosis múltiple. 
La alimentación influye en la microbiota, el equilibrio entre bacterias beneficiosas y dañinas, en el tracto digestivo, y la microbiota influye en el sistema inmunológico. 

Diversos estudios han observado que, por lo general, las dietas occidentales suelen incrementar los procesos inflamatorios por:
•    Su alto contenido en calorías
•    Elevados niveles de sal 
•    Grasas de origen animal
•    Carnes rojas
•    Bebidas edulcoradas
•    Alimentos fritos
•    Escasez de fibra

Si este tipo de alimentación se combina con la falta de actividad física, el resultado es un mayor riesgo de inflamación crónica. 
A la inversa, si el ejercicio físico adecuado a las necesidades y capacidades de cada persona se combina con una dieta más equilibrada y con alimentos antiinflamatorios, los expertos indican que es posible reducir la respuesta inflamatoria en casos de esclerosis múltiple remitente-recurrente y primaria progresiva. 

En los estudios al respecto se ha destacado el papel antiinflamatorio de:
•    Las verduras de hoja verde y los pescados que se incluían en el listado anterior, a los cuales se añaden otros alimentos.
•    Tomate
•    Aceite de oliva 
•    Manzanas
•    Semillas como la de lino
•    Yogur o kéfir (aunque hay controversia, ya que algunos productos lácteos se han asociado con la inflamación)

Aunque la ciencia no sea totalmente concluyente, es conveniente tener en cuenta que una dieta antiinflamatoria tiene otros efectos beneficiosos sobre la salud y sobre el bienestar, tanto para personas con esclerosis múltiple como para cualquiera. 
Una dieta equilibrada de por sí ayuda a combatir la fatiga, uno de los síntomas más frecuentes y discapacitantes de la esclerosis múltiple. 4
Según los expertos las respuestas definitivas a cómo la dieta influye en los síntomas y cuál sería la dieta absolutamente ideal, antiinflamatoria o de otro tipo, se tendrán que ir desvelando con futuros estudios, a gran escala, y con periodos de observación prolongados en el tiempo.

 

FUENTES
1.    Nutrition for Multiple Sclerosis. MS Society of Canada.
2.    Ilana Katz Sand. The Role of Diet in Multiple Sclerosis: Mechanistic Connections and Current Evidence. Curr Nutr Rep. 2018; 7(3): 150–160. 
3.    Will You Try an Anti-Inflammatory Diet for Your MS? Multiple Sclerosis News Today. 
4.    Sept 2017Mousavi-shirazi-Fard Z, et al. The effects of modified anti-inflammatory diet on fatigue, quality of life, and inflammatory biomarkers in relapsing-remitting multiple sclerosis patients: a randomized clinical trial. Int J Neurosci 2020 Apr 16; 1-9.

Este texto ha sido desarrollado por Merck Group



 

Valora el contenido ¿Cómo de útil te ha parecido el contenido?
Comparte en RRSS
Autor
AUTOR
Merck Group
Comparte en RRSS
Comparte tu historia Comparte tu historia

Historias que nos inspiran

Descubre las historias

Escribe tu comentario (0 comentarios)

0 comentarios
Avatar

Te puede interesar...

Tomografía de coherencia óptica en la esclerosis múltiple

La mayoría de los pacientes con esclerosis múltiple (EM) presentan...

Leer más

Rehabilitación virtual cognitiva en pacientes de Esclerosis Múltiple con deterioro cognitivo

Es de carácter inflamatorio que afecta al sistema nervioso debido...

Leer más

Esclerosis múltiple de comienzo tardío

Se denomina EM de inicio tardío cuando empieza por encima...

Leer más
Con la EM
Asistente personal Merck
Apoyo emocional
Mostrar chat Con la EM Con la EM
Abrir Facebook Messenger