Tiempo de lectura: 3 minutos

Noticia

17 - 06 - 21

El dolor de espalda en la esclerosis múltiple: ¿cómo podemos evitarlo?

El dolor de espalda, o en otros puntos del cuerpo, asociado a la esclerosis múltiple no es fácil de definir, de modo que las estimaciones sobre a qué proporción de pacientes puede afectar son muy diferentes entre estudios.

Los síndromes de dolor que se consideran crónicos son aquellos que se han presentado durante un periodo de al menos 4,9 años. En uno de los estudios sobre este campo se han descrito en el 76% de los pacientes con esclerosis múltiple1. Incluían:

  • Dolor en las extremidades
  • Dolor de espalda
  • Espasmos dolorosos en las piernas
  • Dolor abdominal

Cuando se consideran los diversos estudios al respecto, se puede estimar que la prevalencia de dolor en pacientes con esclerosis múltiple oscila entre el 29% y el 86%. Diversos análisis que sugieren que hasta el 80% de las personas con esclerosis múltiple puede experimentar dolor en algún momento. 

Por otro lado, también se ha sugerido que, en las personas de la población general en las que el dolor se presenta de forma recurrente es recomendable llevar a cabo un examen neurológico para identificar la causa, si es que no se ha logrado o bien descartar algún tipo de condición neurológica, incluyendo la esclerosis múltiple.2

La esclerosis múltiple es la causa más común de discapacidad no traumática en adultos jóvenes. En personas con esclerosis múltiple el dolor de espalda puede estar asociado a la espasticidad, que interfiere en los patrones de movimiento

Los especialistas en esclerosis múltiple matizan que algunos tipos de dolor son también muy frecuentes en la población general, particularmente las cefaleas y el dolor de espalda, sin que haya enfermedad neurológica presente. 

También indican que es importante que los profesionales sanitarios que atienden a personas con esclerosis múltiple evalúen el dolor de espalda, ya que se trata de un síntoma debilitante. Es necesario –insisten- que determinen su origen y proporcionen un tratamiento adecuado a la causa del dolor.

Los dos tipos principales de dolor:

•    Dolor neuropático- Es el dolor que se presenta como consecuencia de un funcionamiento alterado de tejidos del sistema nervioso. En la esclerosis múltiple, ese dolor lo causan los daños a los tejidos nerviosos del cerebro y la médula espinal. Incluye sensaciones alteradas
   o    Entumecimiento
   o    Hormigueo
   o    Sensación de ardor 
   o    Neuralgia del trigémino
   o    Sensación de opresión en el pecho (conocida como “el abrazo” de la esclerosis múltiple)


•    Dolor nociceptivo- Cuando se trata de pacientes con esclerosis múltiple, su origen no se conoce con exactitud, ya que por definición el dolor nociceptivo es el dolor asociado a lesiones físicas, pero muchos expertos sugieren que la postura asimétrica, la dificultad al caminar o la espasticidad pueden causar dolor nociceptivo. En el dolor nociceptivo, que también se denomina dolor musculoesquelético, se han producido daños en los músculos, los tendones, los ligamentos y el tejido blando. Los ejemplos más típicos son los pacientes con esclerosis múltiple y dolor de espalda, así como el dolor de cuello. Ambos son provocados por periodos prolongados de inmovilidad o por cambios en la postura natural de la persona. 

Por tanto, los trastornos musculoesequeléticos y el dolor de espalda en pacientes con esclerosis múltiple pueden presentarse a consecuencia de:

  • Patrones posturales alterados, irregulares o asimétricos
  • Patrones de movilidad alterados, irregulares o asimétricos

Ambos patrones están asociados con la debilidad muscular, la espasticidad o las alteraciones del equilibrio que pueden presentarse en pacientes con esclerosis múltiple. 

El abrazo de la esclerosis múltiple3

El abrazo de la esclerosis múltiple es un síntoma de la enfermedad que consiste en que la persona experimenta dolor en el pecho, las costillas o una incómoda sensación de presión alrededor del pecho. Es posible que se presente entre cualquier punto del cuerpo entre el cuello y la cintura, y puede llegar a ser tan intenso que afecte a la respiración. Para algunas personas, por el contrario es solo una sensación de presión a un lado del cuerpo. 
El abrazo de la esclerosis múltiple es diferente para cada persona. Para ayudar al equipo médico, es conveniente poder describir la sensación con tanta precisión como sea posible. De esa manera, podrán comprenderte mejor y evaluar su impacto en tu día a día. Ten en cuenta estos factores:

  • Si viene y va en pequeños “ataques” o se mantiene constante
  • Si es agudo -lo sientes en un punto concreto- o difuso
  • Si es puramente doloroso o si es una sensación de ardor o de presión, o incluso si el abrazo de la esclerosis múltiple es diferente a estas sensaciones
  • Si cambiar la ropa (más holgada, o más apretada) hace que sientas alivio
  • Si se presenta de forma súbita o se va incrementando
  • Si empiezas a notar el abrazo de la esclerosis múltiple al tiempo que otros síntomas
  • Qué estabas haciendo justo antes de notar el abrazo de la esclerosis múltiple 

Como cualquier dolor que se presente en el pecho, el abrazo de la esclerosis múltiple requiere un examen médico. 
Aunque es incómodo, normalmente remite sin necesidad de tratamiento. Si es doloroso o no remite, hay opciones para su tratamiento, con el empleo de diferentes fármacos. 

El perfil del paciente con dolor

Existen determinadas características del paciente que influyen en la esclerosis múltiple y el dolor de espalda, e incluso en el dolor en general.4

  • Las personas que fuman o están obesas tienen el doble de probabilidades de padecer dolor “sustancial”
  • El ejercicio físico moderado está asociado con menos episodios de dolor (los pacientes que cumplen este requisito son 1,4 menos veces propensos que quienes no realizan actividad física)
  • Los niveles elevados de actividad física se asocian a una probabilidad aún menor de experimentar dolor (1,7)
  • También se ha observado una relación directa entre la calidad de la dieta y el dolor: Cuanto más saludable es la dieta, menor la probabilidad de experimentar dolor

El tratamiento integral de la esclerosis múltiple y el dolor de espalda en este contexto incluye varios abordajes:

  • Tratamiento no farmacológico- Aplicación de calor, masajes, ultrasonidos, fisioterapia postural y tratamiento de la espasticidad, e incluso técnicas de relajación.
  • Manejo farmacológico- Hable con su médico sobre cuál es el tratamiento más adecuado para usted.
     

 

FUENTES
1.    Massot C, et al. Low back pain in patients with multiple sclerosis: A systematic review and the prevalence in a French multiple sclerosis population. v Neurol (Paris) 2021 Apr;177(4):349-358
2.    Afghani P, et al. Symptoms of multiple sclerosis masked as lumbar disc herniation sequalae. Association of Chiropractic Colleges Research Agenda Conference 2021 Abstracts of Proceedings.J Chiropr Educ (2021) 35 (1): 81–94.

3.    MS Trust. MS hug.

4.    Kratz AL, et al. Characterizing chronic pain phenotypes in multiple sclerosis: a nationwide survey study. PAIN: May 2021 - Volume 162 - Issue 5 - p 1426-1433

 

Este texto ha sido desarrollado por Merck Group
 

 

Valora el contenido ¿Cómo de útil te ha parecido el contenido?
Comparte en RRSS
Autor
AUTOR
Merck Group
Comparte en RRSS
Comparte tu historia Comparte tu historia

Historias que nos inspiran

Descubre las historias

Escribe tu comentario (0 comentarios)

0 comentarios
Avatar

Te puede interesar...

Programa de rehabilitación virtual cognitiva

Es de carácter inflamatorio que afecta al sistema nervioso debido...

Leer más

Esclerosis múltiple de comienzo tardío

Se denomina EM de inicio tardío cuando empieza por encima...

Leer más

10 consejos para mejorar tu calidad de vida si padeces de esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple es una enfermedad crónica, que requiere tratamiento...

Leer más
Con la EM
Asistente personal Merck
Apoyo emocional
Mostrar chat Con la EM Con la EM
Abrir Facebook Messenger