Tiempo de lectura: 3 minutos

Noticia

14 - 11 - 18

La lactancia materna en personas que padecen esclerosis múltiple

La investigación sobre salud infantil ha demostrado que la leche materna proporciona beneficios a largo plazo, y que también puede reducir el riesgo de brotes en madres lactantes que tienen esclerosis múltiple.

La recomendación actual para la población general es alimentar al bebé exclusivamente con leche materna durante los primeros seis meses de vida.

A partir de entonces, se irán añadiendo otros alimentos a la leche materna.

 

Se ha estudiado muy poco la lactancia en casos de esclerosis múltiple. Un análisis de los niños nacidos de mujeres con esclerosis múltiple mostró que los bebés alimentados con leche materna tenían menos problemas de salud, tales como infecciones de oído, que los niños alimentados con leche artificial.

 

En cualquier caso, hacen hincapié en que la decisión sobre dar el pecho es una elección. A muchas mujeres con esclerosis múltiple les preocupa que la fatiga empeore con la lactancia.

 

Esclerosis múltiple, lactancia y recaídas

 

Es menos probable experimentar brotes durante el embarazo cuando se padece esclerosis múltiple, aunque el riesgo es más elevado en los seis meses después de dar a luz. A partir de entonces, el riesgo vuelve a los niveles normales antes de la gestación.

 

Los estudios sobre esclerosis múltiple y lactancia sugieren que no hay un efecto claro de dar el pecho en las probabilidades de sufrir exacerbaciones o brotes. De haber una relación, sería beneficiosa, con un ligero descenso en el riesgo de brotes, según la evidencia reciente.

 

Un meta-análisis (en el que se incluyen diversos estudios) mostró que las mujeres con esclerosis múltiple que dan el pecho a sus hijos tienen la mitad de probabilidades de experimentar brotes tras el parto que las que deciden no hacerlo.

 

Esclerosis múltiple, lactancia y medicación

 

Algunos medicamentos que pueden necesitar las madres llegan a la leche materna. Es lo que sucede con los esteroides, por ejemplo.

 

  • En consecuencia, no se aconseja dar el pecho a las mujeres que toman fármacos de esta familia.

 

  • De todas formas, existe la posibilidad de extraer tanta leche como sea posible antes de empezar el tratamiento y almacenarla para poder dársela al bebé mientras dura el tratamiento.

 

  • Para no interrumpir la lactancia, puede seguir extrayéndose la leche mientras se reciben los medicamentos, pero en ese caso sería para desecharla.

 

  • Una vez se acaba el tratamiento, su médico le indicará cuándo es seguro volver a alimentar a su hijo con leche materna.

 

Otros medicamentos que también pasan a la leche maternal son los denominados DMD (fármacos modificadores de la enfermedad). 

Existen regímenes medicamentosos que permiten controlar la enfermedad durante periodos de tiempo prolongados con un número limitado de tomas. En ese contexto, las madres pueden recibir el tratamiento con antelación y asegurarse de que durante el embarazo y los meses siguientes no necesitarán seguir medicándose. La lactancia en mujeres con esclerosis múltiple que siguen este tipo de terapias no tiene por qué presentar problemas.

Hable con su médico sobre cuál puede ser el mejor tratamiento para usted en función de la actividad de la esclerosis múltiple, sus planes familiares, necesidades y preferencias personales.

 

La relación entre esclerosis múltiple y lactancia es especialmente relevante porque la enfermedad afecta en una proporción importante a mujeres en edad de ser madres. Por ese motivo, los expertos indican que es necesario seguir estudiando toda la medicación que se administra a mujeres con esclerosis múltiple durante la lactancia.

 

Considerando la evidencia científica disponible hasta el momento, la decisión de tener hijos y alimentarlos con leche materna es perfectamente posible para mujeres con esclerosis múltiple.

 

El personal sanitario debe informar a las madres sobre la lactancia y revisar de forma exhaustiva los medicamentos que toman para garantizar que el bebé disfrutará de los beneficios sin que se produzca ningún riesgo. El médico ayudará al paciente a tomar la mejor decisión al respecto.

 

 

 

FUENTES

Multiple Sclerosis Trust UK. A-Z. Breastfeeding.

Almas S, et al. Management of Multiple Sclerosis in the Breastfeeding Mother. Mult Scler Int. 2016; 2016: 6527458.

Langer-Gould A, et al. Breastfeeding, ovulatory years, and risk of multiple sclerosis

Neurology 2017. DOI: https://doi.org/10.1212/WNL.0000000000004207

 

Valora el contenido ¿Cómo de útil te ha parecido el contenido?
Comparte en RRSS
Autor
AUTOR
Merck Group
Comparte en RRSS
Comparte tu historia Comparte tu historia

Historias que nos inspiran

Descubre las historias

Escribe tu comentario (0 comentarios)

0 comentarios
Avatar

Te puede interesar...

Precauciones en el embarazo de las pacientes con esclerosis múltiple (EM)

Dado que el diagnóstico se suele establecer entre los 20...

Leer más

Día Mundial de la Esclerosis Múltiple

El objetivo es también apoyar y poner en contacto a...

Leer más

¿Qué significa una remisión en un paciente con esclerosis múltiple?

Los diferentes tipos de esclerosis múltiple afectan a las personas...

Leer más
Con la EM
Asistente personal Merck
Apoyo emocional
Mostrar chat Con la EM Con la EM
Abrir Facebook Messenger