ePrivacy and GPDR Cookie Consent management by TermsFeed Privacy Generator

Home / Artículos

Factores de mal pronóstico en Esclerósis Múltiple

La esclerosis múltiple es una enfermedad desmielinizante, crónica y degenerativa del sistema nervioso central. Es la primera causa de discapacidad no traumática en pacientes jóvenes. La prevalencia en España ha aumentado en los últimos años y afecta a 80-180 casos por 100.000 habitantes. Su evolución se caracteriza principalmente por la presencia o ausencia de actividad (clínica o radiológica) y de progresión de discapacidad, que puede ser dependiente o independiente de los brotes, en un determinado periodo de tiempo.

19 Jun 2024

La disponibilidad de un alto número de TME (Terapias Modificadoras de la Enfermedad) y la escasez de biomarcadores precisos para predecir su efectividad y seguridad en cada individuo hace que la elección del tratamiento personalizado sea todo un reto.

El inicio temprano de tratamientos moduladores de alta eficacia (AE) modifica la evolución natural de la enfermedad y se encuentra referendado por múltiples estudios observacionales y ensayos clínicos1, que demuestran con buen nivel de evidencia que los pacientes con inicio temprano de TME-AE tuvieron, al menos en los siguientes cinco años, menos actividad de la enfermedad, menos discapacidad y menos riesgo de progresar a EMSP que los que iniciaron estos tratamientos más tarde.

Entre el amplio abanico terapéutico del que disponemos actualmente, la decisión es compleja. La utilidad de individualizar el tratamiento en función de características del paciente y características de su enfermedad, aplicando factores pronósticos, ayuda en la toma de decisiones al respecto2

El pronóstico está dirigido por factores clínicos, ambientales y demográficos, radiológicos y biomarcadores que se correlacionan con las medidas de discapacidad a largo plazo.

Los factores pronósticos de la esclerosis múltiple son:

Factores Epidemiológicos:

  • Género: A pesar de ser más común en sexo femenino, la progresión en el sexo masculino es más rápida 
  • Edad: los pacientes con EMRR cuya edad de inicio de los síntomas fue mayor a los 40 años, se correlacionaron con peor pronóstico.
  • Etnia: Los afroamericanos tiene un riesgo mas alto de progresión de la discapacidad en relación con los caucásicos americanos.
  • Tabaquismo
  • Niveles bajos de vitamina D
  • Comorbilidades asociadas.

Factores Clínicos: 

  • Topografía: Pacientes con síndrome neurológico aislado con lesiones infratentoriales y/o cerebelosas y/o medulares, se asocia a mayor riesgo de conversión a esclerosis múltiple y de alcanzar EDSS>3 a los 7 años.
  • Recuperación parcial o nula de un brote
  • Brote polifocal
  • Alta tasa de brotes en los primeros años 
  • Corto intervalo de tiempo entre primer y segundo brote clínico
  • Afectación de vía piramidal, cerebelosa y/o medular 

 Factores radiológicos3:

  • Lesiones captantes de gadolinio
  • Alta carga lesional de lesiones T2 
  • Localización en fosa posterior y/o medular
  • Atrofia cerebral 

Biomarcadores4

  • Altos niveles de neurofilamentos en suero/LCR
  • Presencia de IgG o IgM en LCR
  • Alto numero de lesiones en T2
  • Altos niveles de quitinasa en LCR. 

Entre los factores considerados de mal pronóstico, no todos los factores tienen el mismo peso específico en la toma de decisiones. 

La medicina personalizada es un enfoque de tratamiento que tiene en cuenta las características, el entorno y las características de la enfermedad y los rasgos biomoleculares de la persona. 

Es importante poder orientar los factores pronósticos para predecir el curso de la enfermedad y así poder dirigir la terapia modificadora de la enfermedad. 
 

Fuentes

  1. J.W.L. Brown, A. Coles, D. Horakova, E. Havrdova, G. Izquierdo, A. Prat, et al. Association of initial disease-modifying therapy with later conversion to secondary progressive multiple sclerosis. Jama, 321 (2019), pp. 175-187
  2. M. Tintore, À. Rovira, J. Río, S. Otero-Romero, G. Arrambide, C. Tur, et al. Defining high, medium and low impact prognostic factors for developing multiple sclerosis. Brain, 138 (2015), pp. 1863-1874
  3. M. Tintoré, A. Rovira, J. Río, C. Nos, E. Grivé, N. Téllez, et al. Baseline MRI predicts future attacks and disability in clinically isolated syndromes. Neurology, 67 (2006), pp. 968-972
  4. S. Bittner, J. Oh, E.K. Havrdová, M. Tintoré, F. Zipp. The potential of serum neurofilament as biomarker for multiple sclerosis. Brain, 144 (2021), pp. 2954-2963