Tiempo de lectura: 3 minutos

Noticia

17 - 12 - 18

Las formas clínicas de la esclerosis múltiple

Es posible que oiga a los profesionales referirse a las diferentes formas clínicas de la esclerosis múltiple como tipos o fenotipos.

El curso de la esclerosis múltiple es impredecible. Algunas personas pueden sentirse bien y sanas años después de haber sido diagnosticadas, mientras que para otros pacientes la enfermedad es debilitante y avanza con rapidez. La mayor parte de las personas se encuentra en algún punto intermedio entre ambos extremos.

 

A pesar de que, como decimos, cada paciente es diferente, existen ciertos patrones que permiten definir categorías de formas clínicas de esclerosis múltiple.

 

El síndrome clínicamente aislado

 

También conocido por el acrónimo en inglés CIS, el síndrome clínicamente aislado es una forma clínica que se caracteriza por un primer brote o episodio de síntomas neurológicos causados por inflamación y desmielinización en el sistema nervioso central.

  • El brote debe durar al menos 24 horas, y tiene características propias de la esclerosis múltiple, pero no se repite, y la persona no desarrolla la enfermedad.
  • Cuando en esta forma clínica de la esclerosis múltiple hay lesiones en el cerebro (observadas por resonancia magnética) similares a las de la esclerosis múltiple, lo más probable es que el paciente acabe experimentando otro brote, pasando a la forma remitente-recurrente de esclerosis múltiple.
  • Si no se observan lesiones en la resonancia magnética, esas probabilidades son mucho menores.

 

En 2017, los criterios de diagnóstico de la esclerosis múltiple pasaron a permitir que se diagnosticara esclerosis múltiple en una persona con CIS en la cual las imágenes de la resonancia prueben que ha habido un episodio anterior en una localización diferente, aunque el paciente no se diera cuenta.

 

Adelantar el diagnóstico con técnicas de imagen permitiría tratar antes la enfermedad, lo cual puede mejorar el pronóstico.

 

Esclerosis múltiple remitente-recurrente

 

Las personas con esta forma clínica de esclerosis múltiple experimentan brotes durante los cuales los síntomas neurológicos empeoran. Estos episodios también se conocen como:

  • Ataques
  • Exacerbaciones
  • Recaídas

 

Les sigue un periodo de recuperación que puede ser total o parcial.

Se calcula que aproximadamente el 85% de todos los casos de esclerosis múltiple son casos de la forma remitente-recurrente.

La forma clínica remitente-recurrente también se puede caracterizar como activa (con brotes o nuevos hallazgos en forma de lesiones) o no activa.

Otra caracterización es esclerosis múltiple remitente-recurrente en fase de empeoramiento o sin empeoramiento, en función de la discapacidad.

 

Esclerosis múltiple primaria progresiva

 

Este curso clínico de la enfermedad se caracteriza por un empeoramiento lento de las funciones neurológicas desde el momento del diagnóstico. No hay remisiones ni recaídas apreciables.

La tasa de progresión varía a lo largo del tiempo en esta forma clínica de la esclerosis múltiple, con estabilizaciones ocasionales y mejorías temporales más bien leves.

La esclerosis múltiple primaria progresiva representa aproximadamente el 10% de los casos.

Como la forma remitente-recurrente, puede clasificarse como activa o no activa. También como en progresión o sin progresión.

 

Esclerosis múltiple secundaria progresiva

 

Tras un periodo inicial de esclerosis múltiple en su forma remitente-recurrente, algunos pacientes pueden desarrollar un curso diferente, en el cual el empeoramiento es progresivo y los brotes y remisiones mucho más leves.

Antes de que se desarrollaran los medicamentos modificadores de la enfermedad (DMD, por su acrónimo en inglés), aproximadamente el 50% de los pacientes con esclerosis múltiple remitente-recurrente acababan desarrollando la forma clínica de esclerosis múltiple denominada secundaria progresiva en el plazo de diez años. 

 

Esclerosis múltiple progresiva recurrente

 

Esta es una forma clínica de esclerosis múltiple relativamente rara. Se calcula que puede afectar al 5% de las personas con esta condición.

Los pacientes experimentan un empeoramiento constante desde el principio, pero tienen brotes en los que la función neurológica empeora de forma más acusada.

 

 

 

FUENTES

National MS Society. Physical activity for people with multiple sclerosis. An introduction to MS for health and wellness professionals. Second edition.

National MS Society. Types of MS.

MS Trust. Types of MS.

 

Valora el contenido ¿Cómo de útil te ha parecido el contenido?
Comparte en RRSS
Autor
AUTOR
Con la EM
Comparte en RRSS
Comparte tu historia Comparte tu historia

Historias que nos inspiran

Descubre las historias

Escribe tu comentario (0 comentarios)

0 comentarios
Avatar

Te puede interesar...

Beneficios del gimnasio para la esclerosis múltiple

Sin embargo, numerosos estudios muestran que los beneficios de la...

Leer más

Cómo reducir la fatiga si tienes esclerosis múltiple

Algunas de sus posibles causas son:La actividad de la propia...

Leer más

Testimonios: 'Tengo esclerosis múltiple y estoy bien'

Las preocupaciones por la calidad de vida y la posible...

Leer más