ePrivacy and GPDR Cookie Consent management by TermsFeed Privacy Generator

Home / Artículos

El viaje a la maternidad y paternidad con esclerosis múltiple: hablamos con la ginecóloga

12 Jun 2024

En el momento del diagnóstico de esclerosis múltiple, muchas personas con EM no se habrán planteado la idea de formar una familia. No obstante, cuando la mujer o el hombre están en edad fértil, es un tema que se ha de comentar desde la primera consulta con el neurólogo. Esto es clave para elaborar un plan de tratamiento a largo plazo que, en el caso de la madre, no solo prevenga la aparición de brotes o nuevas lesiones, sino que también facilite a la pareja cumplir sus objetivos con respecto a la planificación familiar.

Sabemos que la EM no cambia el curso del embarazo en comparación con otra mujer que no tiene la enfermedad, pero es importante conocer ciertos aspectos en los que sí influirá. No obstante, todas son cuestiones que siempre se podrán abordar en la consulta de ginecología para buscar la mejor opción entre los futuros padres y el especialista.

Queremos ser padres, ¿qué tenemos que hacer?

Cuando una persona con EM se plantea la maternidad o paternidad, una de las primeras cuestiones que le plantea al especialista es si el futuro bebé correrá algún riesgo durante el embarazo por el hecho de que uno de los dos padres tenga esclerosis múltiple. Sin embargo, estos riesgos son los mismos que los de la población general. En el caso de que durante el embarazo se produzca un brote, las mujeres pueden estar tranquilas porque no tiene repercusión sobre la salud del bebé. Los brotes suelen ser leves y la mayoría no requieren tratamiento.

Otra de las preocupaciones que más se transmite en la consulta es sobre la reproducción asistida con esclerosis múltiple. Tampoco hay riesgos asociados por tener EM si se opta por este tipo de técnica, aunque el especialista te guiará para elegir el tratamiento que más indicado esté en tu caso particular. 

Por otro lado, si bien es cierto que algunos tratamientos utilizados en la EM podrían aumentar el riesgo de abortos espontáneos, no hay un incremento en la frecuencia de abortos en las mujeres con esclerosis múltiple. En este sentido, es clave informar al neurólogo sobre el deseo de tener un hijo a corto y medio plazo para planificar el embarazo con tiempo y la retirada de medicación si lo considerase oportuno. 

En línea con esto, las personas con EM deben ser conscientes de que es muy importante planificar el embarazo antes de intentar la gestación y consultarlo con el neurólogo, ya que este especialista le aconsejará cuándo es el mejor momento para retirar la medicación, pues la mayoría de los tratamientos están contraindicados durante el embarazo; otra opción puede ser buscar un tratamiento terapéutico que permita a la mujer embarazarse sin que ello suponga un riesgo para el bebé ni para ella. En la actualidad, los neurólogos recomiendan que la esclerosis múltiple esté bien controlada por lo menos dos años antes de la planificación del embarazo, tanto por parte del hombre como por parte de la mujer, ya que la exposición a los fármacos modificadores de la enfermedad en los dos años anteriores a la gestación resulta ser un factor protector independiente para los brotes en el posparto.

Vamos a ser padres, ¿cómo podemos llevarlo mejor?

Una vez que la mujer con esclerosis múltiple consigue quedarse embarazada, hay que tener en cuenta que la enfermedad no afectará al momento del parto en sí mismo, pero sí que es cierto que síntomas frecuentes como la fatiga, la espasticidad o la debilidad perineal podrían perjudicar a los músculos y nervios necesarios para pujar. Esto podría aumentar las probabilidades de parto tipo cesárea o parto instrumentalizado tipo fórceps, dos procedimientos muy habituales y por los cuales las mujeres con EM deben estar tranquilas, ya que no se corre más riesgo de complicaciones por tener la enfermedad. Además, lo más probable es que puedan tener un parto natural.

En este sentido, en ningún caso se considera embarazo de riesgo por tener esclerosis múltiple, ya que parece que el propio embarazo produce un efecto protector frente a la enfermedad. No obstante, y aunque a priori no es necesario que el parto de una mujer con EM sea planificado, las pacientes suelen realizar un seguimiento en las consultas de alto riesgo para mantener una comunicación más fluida y conjunta entre obstetra, neurólogo y la propia paciente. En el caso de las mujeres que presentan parálisis o alteraciones sensitivas, se podría necesitar un control más exhaustivo al final del embarazo, ya que puede que no reconozcan el comienzo de las contracciones.

En cuanto a los cambios que sufre el cuerpo durante el embarazo, es importante que las pacientes con esclerosis múltiple sepan que pasarán por el mismo proceso que el resto de las mujeres que no tienen la enfermedad: aumento de peso, fatiga, cambios en el sistema respiratorio, cardiovascular, digestivo, renal, sanguíneo, muscular, en la piel, etc. Lo importante es que la paciente con EM esté familiarizada con los cambios que se van a producir en su cuerpo a lo largo del embarazo para poder discernir entre un brote y un cambio fisiológico, pues así se sentirá más segura y podrá disfrutar de esta maravillosa etapa de la vida.

En general, las recomendaciones durante el embarazo son similares tanto si se tiene la enfermedad como si no, excepto que a la paciente con EM se le podrán prescribir, si es necesario, complementos alimenticios durante todo el embarazo y posparto, ya que hay que cuidar especialmente los requerimientos de algunas vitaminas en estas mujeres. Igualmente, es recomendable que se exponga al sol diariamente.

¡Somos uno más! Y ¿ahora qué?

Después del parto, una de las preguntas que más preocupa a las pacientes con esclerosis múltiple es si es compatible la lactancia con la enfermedad. Las mujeres con EM pueden optar por la lactancia materna, pero siempre que esté clínicamente indicado y con la supervisión adecuada por parte de su neurólogo. Si tiene una enfermedad poco agresiva y quiere dar el pecho, seguramente no habrá inconveniente en esperar antes de reiniciar el tratamiento. 

En el caso en que la madre no pueda o decida no dar el pecho, tiene que estar tranquila y satisfecha con la decisión, ya que actualmente las fórmulas infantiles satisfacen completamente las necesidades nutritivas del lactante para garantizar su correcto desarrollo.

Finalmente, se recomienda, independientemente del método de parto, esperar por lo menos de 4 a 6 semanas para iniciar las relaciones sexuales después del embarazo y ese es también el tiempo recomendado para iniciar el tratamiento anticonceptivo. El tipo de tratamiento debe ser consensuado y prescrito por un especialista que debe conocer la situación actual de la paciente, edad, si está dando lactancia materna exclusiva o no, así como las preferencias de la paciente en cuanto a vía de administración.

En conclusión, todas las dudas que surjan al plantearse la maternidad y la paternidad con esclerosis múltiple deben ser compartidas con los profesionales sanitarios para que ellos puedan guiar y ser un apoyo más durante todo el proceso.

Si necesitas más recursos para resolver todas tus dudas frente a la maternidad y paternidad con esclerosis múltiple, puedes consultar los vídeos de nuestra galería.

 

Dra. Virginia Corraliza, facultativo especialista
en Ginecología y Obstetricia del Hospital Universitario Ramón y Cajal

Fuentes

  1. C. Confavreux, M. Hutchinson, M.M. Hours, P. Cortinovis-Tourniaire, T. Moreau. Rate of pregnancy-related relapse in multiple sclerosis. Pregnancy in multiple sclerosis group. N Engl J Med., 339 (1998), pp. 285-291
  2. S. Vukusic, M. Hutchinson, M. Hours, T. Moreau, P. Cortinovis-Tourniaire, P. Adeleine, et al. Pregnancy and multiple sclerosis (the PRIMS study): Clinical predictors of post-partum relapse. Brain, 127 (2004), pp. 1353-1360
  3. J. Dahl, K.M. Myhr, A.K. Daltveit, J.M. Hoff, N.E. Gilhus. Pregnancy, delivery, and birth outcome in women with multiple sclerosis. Neurology., 65 (2005), pp. 1961-1963
  4. C. Oreja-Guevara et al. Planificación familiar y esclerosis múltiple.100 respuestas clave. Ediciones Mayo 2017,Madrid. ISBN: 978-84-9905-234-2
  5. Krysko KM, Bove R, Dobson R, Jokubaitis V, Hellwig K. Treatment of Women with Multiple Sclerosis Planning Pregnancy. Curr Treat Options Neurol. 2021;23(4):11. doi:10.1007/s11940- 021-00666-4
  6. E. Dwosh, C. Guimond, A.D. Sadovnick.Reproductive counselling for MS: A rationale. Int MS J /MS Forum., 10 (2003), pp. 52-59
  7. M. Luciana, M. Delicias.Embarazo y esclerosis múltiple. Servicio de Neurología. Hospital Xeral-Cíes, Vigo.Revista Española de Esclerosis Múltiple, 20 (2011), pp. 5-13
  8. M. Van der Kop, M. Pearce, L. Dahlgren, A. Synnes, D. Sadovnick, A. Sayao, et al. Neonatal and delivery outcomes in women with multiple sclerosis. Ann Neurol, 70 (2011), pp. 41-50
  9. J.A. Frith, J.G. McLeod. Pregnancy and multiple sclerosis. J Neurol Neurosurg Psychiatry, 51 (1988), pp. 495-498
  10. Bivona, G., Gambino, C. M., Iacolino, G., & Ciaccio, M. (2019). Vitamin D and the nervous system. Neurological research, 41(9), 827–835.
  11. Langer-Gould A. M. (2019). Pregnancy and Family Planning in Multiple Sclerosis. Continuum (Minneapolis, Minn.), 25(3), 773–792
  12. Amato MP, Bertolotto A, Brunelli R, et al (2017) Management of pregnancyrelated issues in multiple sclerosis patients: the need for an interdisciplinary approach. Neurol Sci Off J Ital Neurol Soc Ital Soc Clin Neurophysiol 38:1849– 1858
  13. Cree BAC (2013) Update on reproductive safety of current and emerging disease-modifying therapies for multiple sclerosis. Mult Scler Houndmills Basingstoke Engl 19:835–843.
  14. Del Ciampo LA, Lopes Del Ciampo IR. Breastfeeding and the Benefits of Lactation for Women’s Health. Rev Bras Ginecol Obstet 2018; 40:354-359.
  15. Krol KM, Grossmann T. Psychological effects of breastfeeding on children and mothers. Bundesgesundheitsbl 2018; 61:977-985. Doi: https://doi.org/10.1007/s00103-018- 2769-0
  16. Annette M, Langer-Gould MD. Pregnancy and Family Planning in Multiple Sclerosis. Multiple Sclerosis and Other CNS Inflammatory Diseases 2019; 25:773-792. Doi: 10.1212/CON.0000000000000745
  17. Voskuhl R, Momtazee C. Pregnancy: Effect on Multiple Sclerosis, Treatment Considerations, and Breastfeeding. Neurotherapeutics 2017; 14(4): 974-984. Doi: 10.1007/s13311-017-0562-7
  18. Soler, B, et al. Pregnancy outcomes in women with Multiple Sclerosis. Mult Scler Relat Disord. 2021 Feb; 48:102682
  19. Belbasis L, Bellou V, Evangelou E, Ioannidis JP, Tzoulaki I: Environmental risk factors and multiple sclerosis: an umbrella review of systematic reviews and meta-analyses. Lancet Neurol 2015; 14: pp. 263-273.