Tiempo de lectura: 2 minutos

Noticia

01 - 09 - 20

Neurorrehabilitación y esclerosis múltiple.

La actividad física regular y la fisioterapia son elementos claves dentro del tratamiento de la esclerosis múltiple.

El tratamiento farmacológico de fondo de la esclerosis múltiple (EM) tiene como objetivos reducir la probabilidad de brotes, de aparición de nuevas lesiones en la resonancia y evitar la acumulación de la discapacidad.

Otro capítulo aparte es el manejo de las secuelas secundarias a la enfermedad. Como consecuencia de los brotes o debido al empeoramiento de los síntomas progresivos es frecuente que un paciente con EM pueda experimentar un espectro variable de síntomas. Uno de los principales pilares del tratamiento de los mismos es el fisioterápico o rehabilitador. Puesto que los pacientes con EM tienen evoluciones muy diferentes el tratamiento rehabilitador debe tener objetivos individualizados. En unos casos se debe únicamente contemplar el realizar una actividad física regular con la intención de la mejoría del estado físico, emocional y de la salud en general. Otros pacientes deberán realizar un tratamiento dirigido a recuperar la funcionalidad tras un brote o hacer una terapia que les permita mantener su estado y evitar complicaciones derivadas de la inactividad.

 

¿Por qué es importante tener una rutina de actividad física?

Es fundamental que, en la medida de lo posible, se considere incluir el ejercicio físico dentro de los hábitos de vida de un paciente con EM. No solo para trabajar los problemas físicos secundarios a la enfermedad, también permite evitar el sobrepeso, mejorar síntomas como la fatiga y aporta sensación de bienestar. Es recomendable que sea una actividad suave pero regular, sin llegar al cansancio extremo, y teniendo en cuenta los límites de tolerancia al ejercicio de cada persona particular.

 

El tratamiento fisioterápico/rehabilitador.

Ciertos síntomas derivados de la EM deben ser tratados por un profesional de la salud. La fisioterapia puede tratar problemas como la rigidez, las dificultades en la deambulación, en el equilibrio, el dolor y el manejo de los esfínteres entre otros. Se debe dirigir la terapia en función de las dificultades detectadas en cada persona, ya que pueden ser muy diferentes.

Una de las técnicas más habituales es la cinesiterapia, es decir, basados en el movimiento, ya sea de forma pasiva (el terapeuta realiza la movilización de distintas partes del cuerpo) o activa (el propio paciente realiza el movimiento con o sin ayuda, a veces contra resistencia o con un peso).

Existen otro tipo de procedimientos basados en la electroestimulación. Hay diferentes modalidades. En los últimos años se han desarrollado dispositivos de electroestimulación funcional (FES) que se emplean, en pacientes determinados, para mejorar ciertas funciones como la marcha, favoreciendo la movilización del miembro inferior durante la misma.

Otras técnicas de fisioterapia comúnmente empleadas incluyen la balneotrapia (o terapia por el ejercicio dentro del agua) o la hipoterapia (rehabilitación por medio del uso de caballos).

 

El papel del logopeda

Para algunos pacientes resultará útil una evaluación por un logopeda para realizar un tratamiento enfocado a prevenir las complicaciones de las dificultades deglutorias y los problemas en el habla.

 

¿En qué nos puede ayudar un terapeuta ocupacional?

En las personas que tengan una limitación condicionada por las secuelas de la EM físicas y/o cognitivas, nuestro terapeuta ocupacional puede establecer estrategias preventivas o que intenten mejorar al máximo su funcionalidad. Con ello se pretende mejorar su calidad de vida mediante la readaptación al entorno.

 

¿Se puede realizar rehabilitación cognitiva?

De igual manera que es recomendable que se practique ejercicio físico, es muy importante que se realicen actividades que permitan una mejora de nuestra función cognitiva. En algunos casos puede plantearse realizar una valoración neuropsicológica para posteriormente poder dirigir las tareas hacia la mejora de los problemas detectados. Existen algunas herramientas en internet de uso libre que pueden facilitarnos el acceso a tareas estimulación cognitiva.

 

¿Qué pueden aportar las nuevas tecnologías?

La implementación de las nuevas tecnologías en la neurorrehabilitación condicionará un importante cambio en los próximos años.  Ya se encuentran en funcionamiento algunas iniciativas que permiten realizar una terapia rehabilitadora a distancia guiada por un terapeuta, emplear métodos de simulación con realidad virtual y utilizar los smartphones y otros dispositivos para hacer una monitorización y evaluación de diferentes variables como la marcha, la cognición, la fatiga, el sueño, etc.

Valora el contenido ¿Cómo de útil te ha parecido el contenido?
Comparte en RRSS
Autor
AUTOR
Pedro Oliva Nacarino
Comparte en RRSS
Comparte tu historia Comparte tu historia

Historias que nos inspiran

Descubre las historias

Escribe tu comentario (0 comentarios)

0 comentarios
Avatar

Te puede interesar...

Vivir con Esclerosis Múltiple en los tiempos de pandemia

Un terremoto que ha resquebrajado los cimientos del estado de...

Leer más

Precauciones en el embarazo de las pacientes con esclerosis múltiple (EM)

Dado que el diagnóstico se suele establecer entre los 20...

Leer más

Día Mundial de la Esclerosis Múltiple

El objetivo es también apoyar y poner en contacto a...

Leer más
Con la EM
Asistente personal Merck
Apoyo emocional
Mostrar chat Con la EM Con la EM
Abrir Facebook Messenger