Tiempo de lectura: 3 minutos

Noticia

22 - 01 - 19

10 remedios para la espasticidad

En diferentes circunstancias, como sucede en la esclerosis múltiple, la comunicación entre el cerebro y los músculos puede verse interrumpida, causando una contracción involuntaria de los músculos. Es lo que se conoce como espasticidad.

La espasticidad puede afectar a la coordinación y a la movilidad, haciendo algunas tareas cotidianas difíciles. Puede presentarse por la existencia de lesiones en las neuronas que controlan el movimiento. Los espasmos, movimientos involuntarios súbitos que provocan dolor suelen incluirse dentro del término espasticidad, aunque en realidad se trata de un fenómeno diferente.

La espasticidad puede hacer difíciles actividades como caminar, desplazar el peso corporal de un sitio a otro, levantar objetos, lavarse, vestirse y tener relaciones sexuales. Según las molestias que experimente el paciente, el equipo médico puede ofrecer unos remedios u otros, adaptados a su caso.

La espasticidad tiene un impacto psicológico y emocional, ya que puede afectar a la imagen que el paciente tiene de sí mismo y a su motivación. No tema pedir ayuda, los especialistas en este campo ofrecerán remedios a su situación.

Aunque no existe una cura definitiva para la espasticidad, sí es posible recurrir a diversos tratamientos, estrategias y remedios que pueden mejorar el día a día de las personas con esclerosis múltiple y espasticidad. Incluyen:

La espasticidad puede hacer que las contracciones afecten a grupos musculares grandes durante periodos prolongados de tiempo, causando dolorosos espasmos que pueden manifestarse en:

  • Posición de tensión en las muñecas
  • Codos doblados
  • Un brazo oprimiendo el pecho
  • Rigidez en las rodillas
  • Pies en punta
  • Rigidez en los brazos, los dedos o las piernas

Hay muchas estrategias y remedios para la espasticidad que pueden ayudar a los pacientes con esclerosis múltiple a sentirse mejor y a recuperar la función de la zona muscular afectada. Para conseguir los mejores resultados posibles, es frecuente que se utilicen diversas estrategias combinadas para tratar la espasticidad. Pregunte a su médico cuál puede ser el mejor abordaje para usted.

Algunas opciones incluyen:

  • Usar rodilleras, coderas y elementos similares en las zonas afectadas
  • Realizar ejercicios específicos (de hecho, los expertos consideran que el movimiento -activo o pasivo- es un elemento clave en todo el proceso de manejo de la esclerosis múltiple)
  • Estirar suavemente los músculos más afectados
  • Recolocar con frecuencia diversas partes del cuerpo
  • Medicamentos
  • Terapia ITB, con un dispositivo médico que almacena y administra medicación para tratar algunos síntomas de espasticidad severa
  • Inyecciones para bloquear las sustancias químicas que hacen que los músculos se tensen
  • La cirugía de músculos y tendones puede bloquear el dolor y hacer que el músculo recupere su función normal

También puede manejarse la espasticidad con aparatos de apoyo y modificaciones del entorno, como en el domicilio, para asegurar la seguridad del paciente con esclerosis múltiple y reducir el riesgo de caídas asociadas con la espasticidad.

Los fisioterapeutas y los terapeutas ocupacionales le recomendarán los remedios, elementos y procedimientos de seguridad convenientes. Algunos cambios en su casa para mejorar la seguridad pueden ser:

  • Rampas
  • Barandillas
  • Asientos de baño elevados
  • Ducha o banco para bañera
  • Adhesivos para el fondo de la bañera
  • Rodilleras, bastón, andador o silla de ruedas pueden ser útiles para moverse con independencia mientras recupera sus fuerzas

Siga siempre las recomendaciones de su equipo profesional de rehabilitación en cuanto a limitaciones y seguridad.

Los expertos en esclerosis múltiple consideran que un abordaje multidisciplinar, con la participación de profesionales sanitarios de distintas disciplinas (neurología, medicina familiar, enfermería y fisioterapia, entre otras) es la mejor manera de poner en marcha un plan terapéutico para la espasticidad. Este planteamiento se debe a que manejar de forma óptima la espasticidad requiere:

  • Una comprensión exhaustiva de los fundamentos fisiológicos de la espasticidad
  • Conocimiento sobre la historia natural de la espasticidad
  • Comprensión de qué impacto tiene la espasticidad en el paciente con esclerosis múltiple
  • Un abordaje global para reducir al mínimo los efectos de la espasticidad en la vida del paciente

 

 

FUENTES

National Stroke Association. Spasticity.

Spasticity Alliance. What is spasticity?

Thompson AJ, et al. Clinical management of spasticity. Neurology, Neurosurgery & Psychiatry. British Medical Journals. http://dx.doi.org/10.1136/jnnp.2004.035972

Chang E, et al. A Review of Spasticity Treatments: Pharmacological and Interventional Approaches. Crit Rev Phys Rehabil Med. 2013; 25(1-2): 11–22.

Valora el contenido ¿Cómo de útil te ha parecido el contenido?
Comparte en RRSS
Autor
AUTOR
Con la EM
Comparte en RRSS
Comparte tu historia Comparte tu historia

Historias que nos inspiran

Descubre las historias

Escribe tu comentario (0 comentarios)

0 comentarios
Avatar

Te puede interesar...

Esclerosis múltiple y meditación: ¿Cómo puede ayudar a la enfermedad?

Como el mejor uso que puede hacerse de este tipo...

Leer más

Como afecta el gluten a la esclerosis múltiple

Uno de esos factores dietéticos que se han estudiado ha...

Leer más

Síntomas de la esclerosis múltiple en las manos

Es habitual que sea uno de los primeros síntomas que...

Leer más