Tiempo de lectura: 3 minutos

Noticia

29 - 05 - 18

Síntomas de Esclerosis Múltiple en adultos: ¿cómo los detectamos?

Los síntomas de esclerosis múltiple son muy diferentes en cada caso e incluso, en la misma persona, pueden variar en gran medida en cada brote.

No es raro que se solapen con los de otras condiciones. Por ese motivo es necesario un diagnóstico diferencial, descartando otras dolencias con síntomas similares.

Por esa cualidad de impredecible que tiene la enfermedad, en la esclerosis múltiple es particularmente importante la comunicación entre el paciente y su equipo médico. La forma de afrontar la enfermedad y el cumplimiento del plan de tratamiento tienen un impacto considerable en la calidad de vida, que puede ser buena cuando la atención y el autocuidado son óptimos. Muchos pacientes con esclerosis múltiple tienen una vida satisfactoria en sus aspectos sociales, laborales y familiares.

La esclerosis múltiple no tiene cura, pero los tratamientos pueden ayudar a recuperarse con mayor rapidez de los brotes, controlar los síntomas e incluso modificar el curso de la enfermedad. Hable con su médico al respecto.

Los periodos en los que aparecen o empeoran los síntomas se llaman brotes o recaídas, mientras que las temporadas en las cuales los síntomas remiten o desaparecen del todo se denominan remisiones.

 

Algunos de los síntomas más frecuentes de esclerosis múltiple son:

  • Fatiga
  • Problemas de visión
  • Entumecimiento y hormigueo
  • Espasmos, rigidez y debilidad muscular
  • Problemas de movilidad
  • Dolor
  • Problemas para concentrarse, aprender o planificar
  • Depresión y ansiedad
  • Alteraciones de la salud sexual
  • Alteraciones del funcionamiento de la vejiga
  • Alteraciones del funcionamiento del intestino
  • Dificultades en el habla o la deglución

La mayor parte de los pacientes experimentan únicamente unos pocos de estos síntomas.

 

Fatiga

Sentirse fatigado es uno de los síntomas más comunes de la esclerosis múltiple y uno de los que más afectan a la calidad de vida. Los pacientes suelen describirlo como una sensación abrumadora de cansancio, tan intensa que impide realizar incluso las tareas más sencillas.

La fatiga asociada a la esclerosis múltiple tiende a empeorar al final del día, con el calor, después de realizar ejercicio físico o cuando se está enfermo por algún otro motivo.

 

Problemas de visión

Aproximadamente en uno de cada cuatro casos de esclerosis múltiple, el primer síntoma es la dificultad para ver en uno de los ojos (neuritis óptica), que puede presentarse de diferentes formas:

  • Pérdida temporal de visión en un ojo (puede durar días o semanas)
  • Visión en blanco y negro
  • Dolor ocular
  • Destellos de luz al mover el ojo
  • Movimientos involuntarios

Aunque es raro, en ocasiones, pueden verse afectados ambos ojos.

 

Problemas de movilidad

Pueden incluir:

  • Alteraciones del equilibrio y la coordinación
  • Sensación de torpeza en general
  • Temblores en las extremidades
  • Mareos y vértigo

 

Dolor

Algunas personas con esclerosis múltiple experimentan dolor, que puede ser de dos clases:

  1. Dolor causado por la propia esclerosis múltiple (dolor neuropático)- Provocado por el daño a los tejidos nerviosos.
  2. Dolor musculoesquelético- Causado porque los problemas de movilidad hacen que se adopte una postura forzada o una forma de moverse alterada.

 

Salud mental

Muchos pacientes con esclerosis múltiple atraviesan periodos de depresión. No está del todo claro si esto se debe a la enfermedad en sí misma o al estrés de tener que vivir con una condición crónica e impredecible, aunque puede ser una combinación de ambos factores.

La ansiedad también es frecuente, posiblemente por el curso impredecible de la enfermedad.

 

Alteraciones de la micción

Los problemas de vejiga asociados a la esclerosis múltiple pueden incluir:

  • Necesidad de orinar más frecuentemente
  • Experimentar una sensación urgente y súbita de orinar
  • Dificultad para vaciar la vejiga
  • Infecciones recurrentes

 

Problemas intestinales

  • Estreñimiento- Es el síntoma intestinal más frecuente.
  • Incontinencia- Es menos frecuente, pero suele ir asociado al estreñimiento.

 

Dificultades del habla y la deglución

Algunas personas con esclerosis múltiple pueden desarrollar dificultades para masticar o tragar (disfagia).

 

Muchos de los síntomas aquí mencionados no se presentarán nunca. Otros pueden ser provocados por enfermedades o condiciones diferentes a la esclerosis múltiple. Hable con su médico si le preocupa la posibilidad de sufrir la enfermedad.

Valora el contenido ¿Cómo de útil te ha parecido el contenido?
Comparte en RRSS
Autor
AUTOR
Con la EM
Comparte en RRSS
Comparte tu historia Comparte tu historia

Historias que nos inspiran

Descubre las historias

Escribe tu comentario (0 comentarios)

0 comentarios
Avatar

Te puede interesar...

Tomografía de coherencia óptica en la esclerosis múltiple

La mayoría de los pacientes con esclerosis múltiple (EM) presentan...

Leer más

Rehabilitación virtual cognitiva en pacientes de Esclerosis Múltiple con deterioro cognitivo

Es de carácter inflamatorio que afecta al sistema nervioso debido...

Leer más

Esclerosis múltiple de comienzo tardío

Se denomina EM de inicio tardío cuando empieza por encima...

Leer más
Con la EM
Asistente personal Merck
Apoyo emocional
Mostrar chat Con la EM Con la EM
Abrir Facebook Messenger