ePrivacy and GPDR Cookie Consent management by TermsFeed Privacy Generator

Glosario

Entra en el Glosario para descubrir conceptos relacionados con la Esclerosis Múltiple que te ayudarán a ampliar tu conocimiento sobre la patología.


Balismo

¿Qué es el balismo? Definición 

El balismo es una condición que se caracteriza por movimientos involuntarios, muy bruscos y amplios, que se manifiestan mientras la persona está consciente y vienen provocados por una lesión en el núcleo subtalámico del cerebro o sus conexiones. El núcleo subtalámico es uno de los ganglios basales del cerebro, varios núcleos de sustancia gris que están conectados entre sí y que cumplen funciones motoras, emocionales y cognitivas.

Hay ocasiones en las que el equipo médico se refiere al balismo como “hemibalismo”, ya que este término indica que la condición se  manifiesta solamente a un lado del cuerpo. 

Balismo y esclerosis múltiple

Es frecuente que el balismo afecte a una sola de las extremidades o a una parte del cuerpo únicamente. El balismo también es una manifestación -aunque poco frecuente- de lesiones en los tejidos del sistema nervioso producidas por diversas condiciones, entre ellas la esclerosis múltiple

El daño a la capa de mielina que protege esos tejidos se deteriora en la esclerosis múltiple hace que los tejidos queden expuestos y puedan resultar dañados.

No son abundantes los estudios ni los informes de casos sobre alteraciones del movimiento distintas a los temblores en pacientes con esclerosis múltiple. Algunos estudios han recopilado casos para su análisis y han incorporado la información sobre otros (por ejemplo, un estudio de 14 casos combinado con una revisión de 135 publicados en la bibliografía científica sobre el tema).

Al combinar esa información y repasar la evidencia, se ha visto que el balismo (como los espasmos tónicos y otros síntomas) pueden tener su origen en la desmielinización que se observa en la esclerosis múltiple.

Causas del balismo

El balismo es una manifestación típica de personas que han sufrido un ictus (infarto cerebral), ya sea isquémico (por interrupción del flujo sanguíneo) o hemorrágico (por hemorragia en uno de los vasos del cerebro).

El balismo puede darse, aunque no es frecuente, como síntoma de presentación o de brote en pacientes con esclerosis múltiple. Algunos estudios indican que los especialistas en tratar esta condición deben familiarizarse con el balismo para incluirlo en las revisiones de los pacientes, evitando así errores en el diagnóstico o manejo inadecuado de este síntoma.

Otras causas identificadas de balismo son:

  •  Encefalitis
  •  Corea de Sydenham
  •  Lupus eritematoso sistémico
  •  Calcificación en los ganglios basales
  •  Hiperglucemia
  •  Esclerosis tuberosa 

Diversos estudios han constatado que la diabetes puede provocar complicaciones que afecten a los ganglios basales. En esos casos la diabetes también puede ser causa de balismo.

¿Cómo se cura el balismo?  Tratamiento 

A la hora de tratar el balismo, es necesario tener en cuenta que existe una elevada tasa de remisión espontánea. Se han visto casos –anecdóticos, no en estudios clínicos controlados- de mejora con ciertos fármacos, pero los expertos advierten que no siempre está claro que haya sido la medicación la que ha causado esa mejoría. De hecho, proponen que no se considere eficaz un tratamiento a menos que el balismo vuelva a aparecer cuando se interrumpe la terapia. En cualquier caso, la recomendación sería esperar a la publicación de estudios amplios para poder asociar el empleo de una terapia específica a una mejoría en los pacientes con balismo. 

El problema es que, como es una condición rara, pero puede ser severa, no hay suficientes pacientes para llevar a cabo estudios comparados con placebo (una sustancia inactiva), de ahí la dificultad para identificar terapias eficaces.

En general, se administra el mismo tipo de fármacos que suelen emplearse para trastornos del movimiento, como las coreas. El tratamiento de primera línea para el balismo suele consistir en medicamentos que regulan los niveles de dopamina y otras sustancias con actividad en el cerebro relacionada con el movimiento y las emociones.

Al tratarse de una condición muchas veces pasajera, solamente se considera la cirugía si los síntomas persisten durante varios meses, o si los movimientos son muy violentos. La cirugía tiene éxito en un porcentaje de pacientes que oscila entre el 50% y el 69%, según diversos estudios.

Fuentes

  • UCLA Health. Conditions. Ballism.
  • Masucci E, et al. Bilateral ballism in multiple sclerosis. Neurology. December 1, 1989, DOI: https://doi.org/10.1212/WNL.39.12.1641
  • Nikseresht AR, et al. Hemiballismus and choreoathetosis as a relapse in multiple sclerosis: A case report and review of literatura. Ro J Neurol. 2020;19(2)
  • Kamoi Kay C, et al. Complex hyperkinetic movement disorders: an unusual presentation in multiple sclerosis
  • Arq. Neuro-Psiquiatr. 67 (3b) • Sept 2009 • https://doi.org/10.1590/S0004-282X2009000500024
  • Tranchant C, et al. Movement disorders in multiple sclerosis. Movement Disorders. https://doi.org/10.1002/mds.870100403
  • Marsden’s Book of Movement Disorders. Oxford University Press. ISBN-13: 9780192619112
  • Kataja Knight A, et al. Hemiballismus in hyperglycemia. Clin Case Rep. 2021 May; 9(5): e04343.
  • Rocha Cabrero F; De Jersus O. Hemiballismus. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2022 Jan