Glosario

Entra en nuestro glosario y descubre las definiciones de todos los términos de esclerosis múltiple que no conocías. Infórmate de todo.

Densitometría

1

La densitometría es una prueba de diagnóstico que sirve para obtener imágenes del interior del cuerpo, generalmente de la parte inferior de la columna vertebral o las caderas, para medir si hay una pérdida de hueso.

 

Otros nombres de la densitometría son:

  • Examen de densidad ósea
  • Prueba de densidad ósea
  • DEXA
  • DXA

 

La densitometría se emplea para:

  • Diagnosticar osteoporosis
  • Evaluar el riesgo que un individuo tiene de sufrir fracturas por osteoporosis

 

La densitometría es una prueba rápida, sencilla y no invasiva.

 

Existen otros métodos para medir la densidad ósea, incluyendo la ecografía y la tomografía computarizada. No obstante, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la técnica aceptada y reconocida es la densitometría.

 

La disminución de la densidad ósea es una de las condiciones que puede presentarse en personas con esclerosis múltiple.

 

La disminución de la densidad ósea está asociada a mayor riesgo de:

  • Fracturas
  • Comorbilidades
  • Mortalidad

 

Los expertos en esclerosis múltiple suelen recomendar que se realice la densitometría poco después del diagnóstico de esclerosis múltiple, ya que la disminución de la densidad ósea se presenta con frecuencia en fases iniciales de la enfermedad. 

 

Los investigadores han observado que los pacientes con esclerosis múltiple, como otras personas que viven con enfermedades crónicas, pueden tener una densidad ósea menor de la de la población general debido a:

 

  • Una menor actividad física
  • Problemas de nutrición
  • Cambios o dificultades en la alimentación
  • Empleo de ciertos medicamentos
  • Niveles bajos de vitamina D- Los niveles bajos de vitamina D pueden causar una mala absorción del calcio. Esto se traduce en problemas en la formación de hueso.

 

Densitometría en personas con esclerosis múltiple

 

Tradicionalmente, la densidad ósea no se mide de forma sistemática en pacientes jóvenes con esclerosis múltiple de nuevo diagnóstico: no suele practicárseles una densitometría. No obstante, los datos indican que esta prueba es necesaria para detectar el problema lo antes posible y tratarlo de forma adecuada y eficaz.

 

Uno de los investigadores en este campo, que firma un trabajo al respecto, ha declarado que no debe dramatizarse, pero sí ser más proactivos para prevenir y evitar la pérdida de masa ósea en personas con esclerosis múltiple. Su equipo propone:

 

  • Supervisar que los pacientes tengan una dieta adecuada
  • Abandonar el tabaco
  • Fomentar la actividad física adecuada a las condiciones de cada uno

 

Asimismo, proponen que el riesgo de osteoporosis y el cuidado de la salud de los huesos en general se tengan en cuenta en pacientes con enfermedades neurológicas inflamatorias, crónicas y degenerativas.

 

FUENTES

American College of Radiology. Radiologyinfo.org. Para Pacientes. Densitometría ósea (DEXA, DXA).

Miranda VE, et al. Elsevier. Revista Médica Clínica Las Condes. Vol. 24. Núm. 1.Enero 2013. Radiología al día. Pp: 4-181.

Coskun Benliday. Nutrition and Lifestyle in Neurological Autoimmune Diseases 2017. Pages 63-70. Chapter 8 - Risk Factors for Low Bone Mineral Density in Multiple Sclerosis

Marianne Baksjøberg. New-onset MS patients have low bone density. UIO. Institute of Clinical Medicine.

Smith Simonsen C, et al. Bone mineral density in patients with multiple sclerosis, hereditary ataxia or hereditary spastic paraplegia after at least 10 years of disease - a case control study. BMC Neurol. 2016; 16: 252.