ePrivacy and GPDR Cookie Consent management by TermsFeed Privacy Generator

Glosario

Entra en el Glosario para descubrir conceptos relacionados con la Esclerosis Múltiple que te ayudarán a ampliar tu conocimiento sobre la patología.


Hipotensión ortostática

 

¿Qué es la hipotensión ortostática?

En nuestro organismo hay una red de vasos sanguíneos que incluye arterias, venas y capilares distribuidos por todo el cuerpo. La sangre que bombea el corazón llega a todos los tejidos a través de ellos. La presión arterial es la fuerza o presión que la sangre ejerce contra las paredes de esos conductos al circular por ellos.

Cuando una persona padece hipotensión ortostática, la presión que ejerce la sangre sobre las paredes internas de las arterias y venas del organismo por las cuales circula desciende de forma súbita al ponerse de pie rápidamente‘Hipotensión’ significa, literalmente, presión arterial baja.

Para poder hablar de hipotensión ortostática el descenso de la presión arterial sistólica debe ser de 20 mmHg (10 mmHg en la presión arterial diastólica) dentro de los tres minutos siguientes al cambio de postura de estar sentado a ponerse en pie

 

Hipotensión ortostática y esclerosis múltiple

Las alteraciones de la función del sistema nervioso autónomo son una manifestación frecuente de la esclerosis múltiple. Se estima que la hipotensión ortostática puede afectar a casi la mita de los pacientes (entre el 49% y el 50% según diversos estudios).

No se sabe exactamente por qué se produce, pero una de las teorías es que cuando una persona padece esclerosis múltiple es posible que el deterioro del los tejidos nerviosos impacte en la función del sistema nervioso simpático, que regula el funcionamiento de diversos órganos, entre ellos el corazón y los vasos sanguíneos. 

En la comparación entre personas con esclerosis múltiple y sujetos sanos, se ha visto que la hipotensión ortostática guarda relación con la capacidad de los vasos sanguíneos para contraerse cuando es necesario, y que si la esclerosis afecta a esta parte del sistema nervioso, uno de los síntomas que se presentan puede ser la hipotensión ortostática.

 

Causas de la hipotensión ortostática

Mientras nos mantenemos sentados o tumbados, la sangre que circula por las venas de las piernas vuelve con facilidad al corazón. Cuando estamos de pie, a la sangre de las extremidades inferiores le cuesta un poco más llegar a él. Por eso, hay  menos sangre en el corazón y pueden reducirse los valores de presión arterial

La hipotensión ortostática puede presentarse en cualquier persona, y es más frecuente a medida que cumplimos añosAlgunas de sus posibles causas son:

  • Edad (la hipotensión ortostática es más frecuente en personas mayores)
  • Hipovolemia (un descenso en el volumen de sangre circulante) y deshidratación (reducción del volumen de fluidos en el organismo). Esto se puede deber a:
    • Hemorragia
    • Elevación de los niveles de glucosa en sangre
    • Diarrea
    • Vómitos 
  • Embarazo
  • Ciertas condiciones cardiovasculares (infarto de miocardio, insuficiencia cardiaca, arritmia y valvulopatía)
  • Anemia (recuento bajo de hematíes o glóbulos rojos)
  • Enfermedad de Parkinson
  • Enfermedades del sistema endocrino:
    • Diabetes
    • Insuficiencia adrenérgica
    • Enfermedades de la glándula tiroides
  • Consumo de alcohol o barbitúricos en combinación con otros medicamentos
  • Temperatura ambiental elevada 
  • Enfermedades neurológicas, como la esclerosis múltiple 

 

Síntomas

La hipotensión ortostática es más frecuente por las mañanas, y sus síntomas pueden ser más intensos en este momento del día. Esto se debe a que los valores de presión arterial son generalmente más bajos a esas horas. 

Algunas personas no experimentan síntomas por la hipotensión ortostática, otros pacientes explican que el calor hace que los síntomas empeoren.

El signo más típico es sensación de mareo al ponerse de pie, y suele remitir al sentarse o tumbarse. 

Entre los síntomas de la hipotensión ortostática se han observado los siguientes:

  • Visión borrosa 
  • Náuseas
  • Desorientación o confusión
  • Dificultad para concentrarse
  • Debilidad
  • Fatiga
  • Dolor en el pecho 
  • Cefalea
  • Palpitaciones
  • Disnea (dificultad para respirar)

 

¿Cómo se hace el diagnóstico de la hipotensión ortostática?

Para el diagnóstico de hipotensión ortostática se mide la presión arterial del paciente mientras está sentado, tumbado y de pie. Además, es posible que el médico pida otras pruebas:

  • Análisis de sangre para comprobar si hay diabetes o anemia
  • Ecocardiograma para comprobar el funcionamiento del corazón
  • Electrocardiograma para observar el ritmo de los latidos del corazón
  • Una prueba de esfuerzo, para medir la tasa cardiaca mientras se realiza actividad física
  • Monitor Holter para medir el ritmo del corazón
  • Prueba de la camilla inclinada o basculante para medir con seguridad la presión arterial, la tasa cardiaca  y el ritmo del corazón mientras cambiamos de postura horizontal a vertical

 

Tratamiento para la hipotensión ortostática: cómo mejorarla

Si una persona tiene episodios de hipotensión ortostática, en primer lugar el equipo médico intentará determinar si hay alguna otra condición o enfermedad que la cause. Muchas veces, tratar la enfermedad que está detrás de la hipotensión hará que no vuelva a presentarse.

Si estás tomando medicación que puede causar hipotensión ortostática, es posible que el médico recomiende un cambio de fármaco o un ajuste de dosis. Es poco frecuente que el paciente necesite fármacos para elevar la presión arterial. 

 

Ejercicios útiles para combatirla 

Existen algunos consejos que pueden ayudar a reducir los síntomas de hipotensión ortostática:

  • Controla tu temperatura corporal (evita darte baños o duchas muy calientes, por ejemplo)
  • Mantente hidratado bebiendo agua en abundancia, evitando el alcohol y las comidas pesadas a base de carbohidratos
  • No duermas en horizontal sino con la cabeza ligeramente elevada, bien con almohadas o elevando un poco el colchón desde la base en la zona de la cabeza
  • Prepárate para ponerte en pie, dándote algo de tiempo para cambiar de postura, y ten a mano algo a lo que sujetarte cuando lo hagas
  • Mueve los músculos, sobre todo si tienes que pasar mucho tiempo de pie, acostúmbrate a mover los  pies y contrae y estira las manos para elevar la presión arterial antes de ponerte de pie
  • Ayuda a mantener la presión arterial con medias de compresión

Fuentes

  • Kanjwal K, et al. Autonomic Dysfunction Presenting as Postural Orthostatic Tachycardia Syndrome in Patients with Multiple Sclerosis. Int J Med Sci. 2010; 7(2): 62–67.
  • Flachenecker P, et al. Cardiovascular autonomic dysfunction in multiple sclerosis: correlation with orthostatic intolerance. J Neurol. 1999 Jul;246(7):578-86.
  • doi: 10.1007/s004150050407.
  • Zanotto T, et al. Cardiovascular Autonomic Dysfunction and Falls in People With Multiple Sclerosis: Is There a Link? An Opinion Article. Front. Neurosci., 07 December 2020
  • Lanier JB, et al. Evaluation and Management of Orthostatic Hypotension. Am Fam Physician. 2011 Sep 1;84(5):527-536.
  • Cleveland Clinic. Health Library. Orthostatic Hypotension.
  • Sakakibara R, et al. Official Journal Of The Clinical Autonomic Research Society. Orthostatic hypotension in a case with multiple sclerosis. Jun 1997.