Glosario

Entra en nuestro glosario y descubre las definiciones de todos los términos de esclerosis múltiple que no conocías. Infórmate de todo.

Serotonina

1

La serotonina, también denominada 5-hidroxitriptamina, es una sustancia química derivada del aminoácido triptófano. Está presente en el cerebro, el intestino, las plaquetas de la sangre y otras células llamadas mastocitos.

También hay serotonina en muchos venenos, como el de avispa y el de sapo.

La serotonina es un potente vasoconstrictor (hace que se contraigan los vasos sanguíneos) y funciona como neurotransmisor (interviene en la transmisión de señales entre células del sistema nervioso).

La serotonina en el sistema nervioso

La serotonina se concentra en ciertas áreas del cerebro, especialmente en el mesencéfalo (cerebro medio) y en el hipotálamo. Aunque en el cerebro se encuentra un porcentaje relativamente pequeño de la serotonina del organismo, se ha observado una estrecha relación entre los niveles de este neurotransmisor en ciertas regiones del cerebro y patrones de comportamiento como:
• Sueño
• Deseo sexual
• Estado de ánimo

Los cambios en los niveles de serotonina se asocian con alteraciones del estado de ánimo.

Algunos casos de depresión tienen su origen en una reducción de la concentración de serotonina o una menor actividad de ésta en el cerebro.

En consecuencia, diversos medicamentos antidepresivos funcionan inhibiendo la inactivación de la serotonina en el organismo.

Por el contrario, el exceso de actividad de la serotonina en el cerebro parece estar detrás de síntomas como migraña y náuseas.

También se ha planteado la teoría de que el compuesto alucinógeno LSD actúa inhibiendo la acción de la serotonina.

Serotonina, depresión y esclerosis múltiple

La palabra ‘depresión’ se emplea con mucha ligereza, hasta el punto de que en ocasiones se olvida que es una enfermedad seria, que puede afectar al 5-20% de la población en algún momento de su vida.

La depresión no es un sentimiento pasajero, sino una alteración persistente del estado de ánimo con síntomas clínicos.

Las personas con esclerosis múltiple padecen depresión con mayor frecuencia que la población general e incluso que otras personas con enfermedades crónicas.

Diversas investigaciones han empezado a descubrir los mecanismos que intervienen en la depresión y en la esclerosis múltiple. Los niveles alterados de serotonina pueden ser parte de esos mecanismos, y por ese motivo los medicamentos que contribuyen a regularla pueden ser una terapia eficaz.