Diagnóstico Esclerosis Múltiple

El diagnóstico de esclerosis múltiple no es sencillo. No hay una única prueba para obtenerlo. Algunos de los síntomas que puede presentar se parecen a los de otras condiciones o son inespecíficos.

Los criterios de diagnóstico diferencial para la esclerosis múltiple empleados de forma mayoritaria desde el año 2010 son los de McDonald, que se usan tanto en trabajos de investigación como en la práctica clínica.

Con los avances científicos que se produjeron después, un grupo internacional de expertos revisaron los criterios de McDonald para el diagnóstico de esclerosis múltiple y los actualizaron.

Los criterios de McDonald establecen que para llegar al diagnóstico de esclerosis múltiple es necesario:

  • Que se ha producido daño en al menos dos zonas separadas del Sistema Nervioso Central
  • Que los daños se hayan producido al menos con un mes de diferencia
  • Descartar todos los posibles diagnósticos alternativos

Los criterios de McDonald incluyen una guía para emplear pruebas adicionales para el diagnóstico definitivo, diferenciando la esclerosis múltiple de otras condiciones con síntomas similares. Es el proceso que se conoce como diagnóstico diferencial de esclerosis múltiple. Estas pruebas pueden ser:

Los expertos que llevaron a cabo la actualización, además de detallar situaciones específicas en las que estas pruebas son un apoyo clave para el diagnóstico diferencial, recomendaron que se investigara a fondo el diagnóstico de esclerosis múltiple para incluir otros factores que podrían ser importantes:

  • Afectación del nervio óptico
  • Validación de los criterios en poblaciones diversas
  • Incorporar técnicas de imagen, biomarcadores y pruebas neurofisiológicas avanzados

Si tienes algún motivo para sospechar que padeces esclerosis múltiple, habla con tu médico.

Pruebas para el diagnóstico de esclerosis múltiple

  1. Examen neurológico- El neurólogo examina los ojos del paciente para detectar alteraciones y comprobar su movilidad. También se realizan una exploración de la fuerza de las manos y las piernas, pruebas de equilibrio y coordinación, reflejos y otros aspectos, como el habla.
  2. Resonancia magnética- Ofrece imágenes detalladas del interior del cuerpo. Puede detectar si hay lesiones o daños en la capa de mielina que protege el tejido del sistema nervioso central (SNC). La RM convencional se parece a un túnel. La máquina es bastante ruidosa, y hay personas que sienten cierta claustrofobia mientras se realiza la prueba. Haz saber a tu equipo médico si esto te preocupa.
  3. Prueba de potenciales evocados- Existen varios tipos diferentes. El que se lleva a cabo de forma más habitual es el que evalúa la función ocular. Se muestran al paciente diferentes patrones de luz a la vez que se controlan las ondas cerebrales con pequeños electrodos pegados a la cabeza. En la prueba somatosensorial de potenciales evocados los electrodos se colocan en una de las extremidades. Se realizan pequeñas descargas eléctricas para comprobar su transmisión en el sistema nervioso. Algunas de las descargas pueden ser desagradables o algo dolorosas, pero son muy breves y no causan daño alguno al paciente.
  4. Punción lumbar- Consiste en la extracción de una muestra de líquido cefalorraquídeo con una aguja que se inserta en la parte baja de la espalda para su posterior análisis en el laboratorio.
  5. Análisis de sangre- Es frecuente que se realicen análisis de sangre para descartar otras enfermedades.

Cómo afrontar el diagnóstico de esclerosis múltiple

Muchas personas experimentan un cierto alivio cuando se confirma el origen de los síntomas que estaban sufriendo sin saber por qué. A esa fase inicial suele sucederle el momento de hacer frente al diagnóstico.

Expertos y sociedades científicas ofrecen consejos para afrontar el diagnóstico, entre otros:

  • Recuerda que la enfermedad es diferente para cada persona y que la evolución de otro paciente puede ser completamente distinta en tu caso
  • No existe una manera correcta ni incorrecta de reaccionar al diagnóstico. Lo hagas como lo hagas, es parte de un proceso normal.
  • La esclerosis múltiple puede hacer que se produzcan ciertos cambios en tu vida, pero tú sigues siendo la misma persona.
  • No luches contra tus emociones, permítete sentir lo que sientas: dolor, negación, tristeza o ansiedad. Lo más probable es que se vayan aliviando con el tiempo. Si no es así, pide ayuda.
  • Aprovecha todo el apoyo que te brinden. Es importante contar con familia o amigos que ayuden en el proceso. Comunícate con ellos con honestidad y, puesto que ellos también tendrán su proceso sobre el diagnóstico, procura escucharlos.
  • Únete al grupo de los expertos. Cuando más sepas sobre la enfermedad, mejor la comprenderás y contribuirás a controlarla.
  • Construye tu propio comité de expertos. Médicos, fisioterapeutas, profesionales de enfermería, nutricionistas y otros profesionales pueden ayudarte con las diversas facetas de la esclerosis múltiple.

 

 

FUENTES

Thompson AJ, et al. Diagnosis of Multiple Sclerosis: 2017 Revisions of the “McDonald” Criteria . THE LANCET NEUROLOGY-D-17-00665 revision 1

UK’s National Health System. Health A-Z. Diagnosis. Multiple sclerosis.

MS Society UK. Dealing with diagnosis

Multiple Sclerosis News Today. Feb 7, 2018.Six ways to help you cope and accept your diagnosis.

 

Con la EM
Asistente personal Merck
Apoyo emocional
Mostrar chat Con la EM Con la EM
Abrir Facebook Messenger