Descubre los síntomas de Esclerosis Múltiple Benigna

En nuestra página podrás informarte de todos los síntomas de esclerosis múltiple benigna, cómo reconocerlos y otra información útil sobre la enfermedad.

La esclerosis múltiple benigna es una forma leve de EM que se observa en un porcentaje que oscila entre el 5% y el 10% de los pacientes. 
Se caracteriza por:

  • No merma las capacidades de los pacientes
  • Si se presenta discapacidad, ésta se mantiene estable décadas después del diagnóstico
  • No se producen recaídas o son muy escasas 
  • La recuperación después de una recaída es completa
  • Los síntomas son sensoriales, pero rara vez afectan a la movilidad
  • Otros síntomas:
    • Depresión
    • Fatiga 
    • Problemas cognitivos 
      •   Pérdida de la memoria a corto plazo
      • Dificultad para concentrarse

Para establecer que una persona tiene la forma benigna de esclerosis múltiple, deben haber transcurrido quince años con pocos síntomas y sin que la persona padezca discapacidad, o bien tenga una discapacidad mínima.
No obstante, un diagnóstico de esclerosis múltiple benigna no garantiza completamente que el paciente no vaya a experimentar ningún problema derivado de la enfermedad. Es posible que sufra fatiga o alguna alteración de la memoria o dificultad cognitiva.
Las pruebas de imagen pueden revelar daños en los tejidos nerviosos a pesar de que éstos sean leves.  
Algunos estudios han mostrado que cuanto mayor es la duración de la enfermedad con menor grado de discapacidad, más probable es que un paciente con esclerosis múltiple de cualquier tipo se mantenga estable y no progrese (empeore). Esta observación es particularmente relevante para las personas con la forma benigna durante diez años o más. 
Con todo, los expertos advierten que no es posible predecir la evolución con un margen de certeza razonable hasta que han transcurrido al menos cinco años desde la presentación de la enfermedad.