Síntomas de Esclerosis Múltiple

Conoce a fondo la esclerosis múltiple y sus síntomas, los cuáles dependen de las áreas del sistema nervioso central afectadas. Infórmate en nuestro blog.

La esclerosis múltiple (EM) puede provocar una notable variedad de síntomas que se manifiestan en cualquier parte del organismo. La enfermedad es diferente en cada persona y sus síntomas son impredecibles. Los periodos en los cuales los síntomas empeoran se denominan recaídas, y aquellos en los que mejoran, o incluso desaparecen, remisiones.

Algunos de los síntomas más frecuentes (aunque la mayoría de los pacientes sólo sufre algunos de ellos) son:

· Fatiga

· Problemas de visión

· Entumecimiento y hormigueo

· Espasmos, rigidez o debilidad en los músculos

· Problemas de movilidad

· Dolor

· Problemas cognitivos y de aprendizaje

· Disfunciones sexuales

· Disfunciones intestinales o de la vejiga

· Dificultad al tragar o hablar

Los síntomas pueden parecerse a los de otras condiciones, de forma que no tienen por qué ser manifestaciones de EM.

La fatiga es uno de los problemas más frecuentes y que más afectan a la calidad de vida de los pacientes, que expresan sentirse exhaustos para llevar a cabo incluso las tareas más simples.

En uno de cada cuatro casos, aproximadamente, el primer síntoma de EM es una alteración de la visión:

· Pérdida temporal de la visión de un ojo (puede durar entre días y semanas)

· Incapacidad para distinguir colores

· Dolor ocular (más acusado al mover los ojos)

· Destellos

· Visión doble

· Movimientos involuntarios

Los problemas de movilidad pueden incluir:

  • Torpeza
  • Dificultades con el equilibrio y la coordinación
  • Temblores
  • Mareo y vértigo

El dolor de los pacientes con EM puede manifestarse como dolor neuropático (causado por el daño que la EM provoca en el sistema nervioso) o como dolor musculoesquelético en la espalda, el cuello o las articulaciones causado de forma indirecta por las dificultades para moverse que sufren algunos pacientes.

Muchas personas con EM experimentan alteraciones de la salud mental, con periodos de depresión y ansiedad. No está claramente establecido si esto es un síntoma de la enfermedad o más bien la consecuencia del estrés que puede provocar vivir con esta dolencia.