Síntomas Tempranos de Esclerosis Múltiple

La esclerosis múltiple cuenta con síntomas tempranos que pueden ayudarnos a detectarla de forma más precisa. Infórmate de cuáles son en nuestro blog.

La esclerosis múltiple puede causar un espectro de síntomas amplio, y no existe una lista precisa de síntomas tempranos, ya que el primer síntoma que se manifiesta en una persona puede no presentarse nunca en otro paciente.

Cuando se trata de esclerosis múltiple, no hay un patrón que sirva para todo el mundo. Las personas experimentan síntomas diferentes en momentos distintos. 

Un problema de visión que se conoce como neuritis óptica (inflamación del nervio óptico, que dificulta la visión) es uno de los síntomas precoces más evidentes de EM. Esto es debido a que es un síntoma bastante específico, sobre todo si se compara con los síntomas neurológicos más vagos, como entumecimiento o cosquilleo en algunas partes del cuerpo, que pueden deberse a múltiples causas que no tienen nada que ver con la EM. No obstante, también la neuritis puede tener otras causas.

Sólo un neurólogo está capacitado para diagnosticar EM. Si su médico de cabecera considera que sus síntomas merecen ser investigados en profundidad, le referirá a un especialista. Lo mejor es pedir cita con su médico e informarle de los síntomas que le preocupan.

Algunos pacientes se refieren a este periodo como “limbo”, sin un diagnóstico ni tratamiento, pero con síntomas. Hasta el momento en el que las causas de los síntomas que experimenta sean identificadas, es normal sentirse frustrado o incluso dudar si los está exagerando. Es una parte difícil del proceso, pero debido a la multitud de síntomas de la esclerosis múltiple, puede ser complicado llegar al diagnóstico. Previamente, el equipo médico tendrá que descartar otras enfermedades.

En cierto modo, hay quienes sienten cierto alivio al saber cuál es la causa de los problemas de salud que venía experimentando. 

El diagnóstico significa también que tendrá acceso a los tratamientos para aliviar los síntomas o, según el tipo de EM, a medicamentos que pueden modificar el curso de la enfermedad (también conocidos por sus siglas en inglés, DMD) lo antes posible.