Tiempo de lectura: 2 minutos

Noticia

11 - 07 - 18

¿Qué relación tiene la esclerosis múltiple con la obesidad y el aumento de peso?

La obesidad y el sobrepeso se definen como una acumulación excesiva de grasa en el organismo. Ambas condiciones pueden poner en peligro la salud. Las tasas de obesidad se han incrementado enormemente (más del doble desde la década de 1980) en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud.

Aunque la relación entre obesidad y esclerosis múltiple no es un tema que se haya investigado a fondo, sí hay estudios que sugieren que la primera puede guardar relación con la segunda, sobre todo con el hecho de que cada vez haya mayor prevalencia de esclerosis múltiple. Además, muchos investigadores están convencidos de que la obesidad puede hacer que la esclerosis múltiple ya diagnosticada empeore en términos de severidad.

 

La obesidad puede influir en la esclerosis múltiple por diversas vías:

 

  • La obesidad está relacionada con la deficiencia de vitamina D, que a su vez desempeña una función en la esclerosis múltiple (la vitamina promueve la reparación de la mielina dañada).
  • La obesidad contribuye a mantener una inflamación crónica de bajo grado y a la liberación de citoquinas que influyen en la respuesta inmune.
  • La obesidad es la causa más frecuente de resistencia a la insulina, de síndrome metabólico y de diabetes, todas ellas asociadas con inflamación crónica.
  • La obesidad incrementa el riesgo de discapacidad en personas con esclerosis múltiple ya que aumenta las probabilidades de desarrollar enfermedades del corazón, hipertensión y niveles elevados de colesterol.
  • La obesidad está asociada a un mayor riesgo de apnea obstructiva del sueño, que a su vez hace que la fatiga sea más severa.
  • La obesidad puede hacer mayor el riesgo de depresión.

 

Varios estudios han asociado la obesidad, definida como índice de masa corporal (IMS) elevado, en las primeras fases de la vida adulta con el riesgo de desarrollar esclerosis múltiple.

 

En uno de esos trabajos, se obtuvieron datos sobre el índice de masa corporal de varias bases de datos internacionales que incluían, además de las características de los pacientes, información genética relacionada con la esclerosis múltiple. El análisis de todos estos datos reveló a los investigadores que existe una relación entre elevación del IMS y riesgo de esclerosis múltiple, lo cual venía a respaldar la teoría de que la obesidad es un factor causal de la esclerosis múltiple.

 

Además, si bien la obesidad se ha asociado con diversas condiciones en etapas avanzadas de la vida, este estudio en particular sugería que la obesidad durante la infancia o las primeras etapas de la vida adulta también pueden influir en el riesgo de desarrollar la enfermedad a largo plazo.

 

Los expertos se han interesado en estudiar la relación entre obesidad y múltiple esclerosis múltiple (EM) porque:

  • La esclerosis múltiple es una enfermedad debilitante con una importante carga social y económica
  • Se sabe poco sobre los factores de riesgo de la esclerosis múltiple, y podrían abrir nuevas estrategias útiles para la prevención de la enfermedad

 

Estrategias preventivas

El aumento excesivo de peso puede hacer que empeoren algunos síntomas de la esclerosis múltiple, incluyendo:

  • Fatiga
  • Úlceras de presión
  • Autoestima
  • Estrés sobre las articulaciones
  • Sobrecarga de los pulmones y el corazón
  • Riesgo de padecer otras enfermedades

 

Por otra parte, ciertos fármacos, además de la fatiga y la depresión, pueden hacer que los pacientes con esclerosis múltiple tengan un riesgo mayor que otras personas de aumentar de peso por encima de los umbrales considerados saludables.

 

Como estrategias para mantener un peso saludable se ha recomendado:

 

  • Recurrir a los tentempiés saludables para controlar el apetito.
  • Concentrarse en el acto de comer, evitando distracciones como teléfonos, televisión o lectura. Saborear los alimentos hará que sea más sencillo centrarse en lo que se está comiendo y cuidar la dieta.
  • Realizar alguna actividad física, dentro de las posibilidades de cada uno, todos los días. Su equipo médico podrá asesorarle sobre el régimen de actividad más adecuado en su caso.
  • Recurrir a la ayuda de grupos de apoyo con objetivos similares.
  • Establecer incentivos para los objetivos que se persiguen.

 

Valora el contenido ¿Cómo de útil te ha parecido el contenido?
Comparte en RRSS
Autor
AUTOR
Merck Group
Comparte en RRSS
Comparte tu historia Comparte tu historia

Historias que nos inspiran

Descubre las historias

Escribe tu comentario (0 comentarios)

0 comentarios
Avatar

Te puede interesar...

Neurofilamentos en Esclerosis Múltiple

Este hecho los convierte en marcadores de neurodegeneración y de...

Leer más

EMociones en Esclerosis Múltiple

El abordaje multidisciplinar es la nueva realidad de la esclerosis...

Leer más

Tomografía de coherencia óptica en la esclerosis múltiple

La mayoría de los pacientes con esclerosis múltiple (EM) presentan...

Leer más
Con la EM
Asistente personal Merck
Apoyo emocional
Mostrar chat Con la EM Con la EM
Abrir Facebook Messenger