Tiempo de lectura: 2 minutos

Noticia

31 - 08 - 18

Esclerosis múltiple y sexualidad: ¿cómo afecta la enfermedad al ámbito personal?

Las alteraciones de la función sexual son relativamente comunes entre las personas con esclerosis múltiple, pero tampoco son condiciones raras entre la población general.

En el caso de la esclerosis múltiple, la relación es más estrecha porque la excitación sexual comienza en el sistema nervioso central. Dado que el cerebro envía mensajes a los órganos sexuales por medio de los tejidos nerviosos de la médula espinal, si la esclerosis múltiple daña esas vías de comunicación, la respuesta sexual del paciente (incluyendo fenómenos como la excitación y el orgasmo), pueden verse afectada también.

La disfunción sexual constituye una significativa carga asociada a la enfermedad, particularmente para las personas jóvenes, más aún si están empezando a pensar en tener hijos. Las disfunciones sexuales son en parte consecuencia de:

  • Los propios procesos neurológicos de la enfermedad
  • La depresión
  • La fatiga
  • La espasticidad
  • La afectación de la autoestima
  • Los cambios en el estado de ánimo

Los factores modificables que intervienen en la disfunción sexual pueden ser objetivos terapéuticos potenciales: Abordar estos problemas y darles solución lo antes posible permite a su vez tratar y prevenir la disfunción sexual. Además, la terapia sexual puede tener un impacto considerable en la calidad de vida, mejorándola de forma significativa.

Sexualidad y fertilidad

La esclerosis múltiple no afecta a la fertilidad de las personas, ni hombres ni mujeres, pero los problemas sexuales pueden suponer una dificultad a la hora de concebir. No obstante, la medicación se ha empleado con éxito para tratar las alteraciones de la función sexual, y ciertas técnicas pueden servir de apoyo para facilitar la concepción.

Por otra parte, ahora existen tratamientos que facilitan la planificación familiar, permitiendo que los pacientes se preparen de antemano para compaginar sin problema la terapia más adecuada para la enfermedad sin que ésta interfiera en un embarazo.

En general, tanto a las mujeres como a los hombres que viven con esclerosis múltiple se les recomienda que adopten las mismas decisiones y tomen idénticas precauciones en su vida sexual y planificación familiar al margen de la enfermedad.

Algunos consejos en torno a la vida sexual

  1. Comuníquese- Es crucial para comprender cómo afecta la esclerosis múltiple a ambos. Cuando hable de su relación de pareja, la conversación suele ir mejor si se evitan las acusaciones, las críticas y la culpabilidad. Las frases que comienzan con “siento” o “me gustaría” funcionan mejor en este contexto que “tú no…”
  2. Escriba cómo se siente- A veces es difícil expresar lo que uno siente. Escribirlo de antemano puede ayudar a encontrar las palabras.
  3. Practique el mapeo corporal- Es una sencilla técnica de autoexploración que consiste en tocar el propio cuerpo delicadamente para identificar en qué partes el tacto resulta agradable o sensual y en cuáles hay alteraciones sensoriales o molestias.
  4. Sentirse atractivo suele tener relación con el acto de cuidarse en general y cuidar el propio cuerpo, llevando una dieta saludable, haciendo algo de ejercicio, disfrutando de actividades relajantes e invirtiendo cierto tiempo en cuidar la apariencia física. Incluso cosas tan sencillas como un corte de pelo pueden ayudar en este aspecto.
  5. Edúquese a sí mismo- Existen muchos mitos e ideas erróneas en torno a la sexualidad, las alteraciones sexuales y la discapacidad. Aprender cómo los síntomas de la esclerosis múltiple pueden afectar a la sexualidad es una forma de hacer más fácil la comprensión y la comunicación sobre sus necesidades y preferencias con su pareja.
  6. Los masajes y el contacto físico contribuyen a crear una atmósfera de intimidad y cercanía que son importantes en una relación, particularmente cuando la sexualidad está limitada por la enfermedad. Si el contacto físico se ha interrumpido del todo durante un tiempo, puede recuperarlo de forma paulatina, partiendo de abrazos, cogiéndose de la mano o abrazándose.
  7. Hablar con un profesional también puede ser una manera de facilitar la comunicación en la pareja.

 

Valora el contenido ¿Cómo de útil te ha parecido el contenido?
Comparte en RRSS
Autor
AUTOR
Merck Group
Comparte en RRSS
Comparte tu historia Comparte tu historia

Historias que nos inspiran

Descubre las historias

Escribe tu comentario (0 comentarios)

0 comentarios
Avatar

Te puede interesar...

Precauciones en el embarazo de las pacientes con esclerosis múltiple (EM)

Dado que el diagnóstico se suele establecer entre los 20...

Leer más

Día Mundial de la Esclerosis Múltiple

El objetivo es también apoyar y poner en contacto a...

Leer más

¿Qué significa una remisión en un paciente con esclerosis múltiple?

Los diferentes tipos de esclerosis múltiple afectan a las personas...

Leer más
Con la EM
Asistente personal Merck
Apoyo emocional
Mostrar chat Con la EM Con la EM
Abrir Facebook Messenger