Tiempo de lectura: 3 minutos

Noticia

31 - 01 - 18

La resonancia magnética y los avances que ha supuesto en la detección de la Esclerosis Múltiple

La resonancia magnética es una de las pruebas más importantes para detectar la Esclerosis Múltiple, y ha conllevado muchos avances al respecto. Infórmate.

La imagen por resonancia magnética (RM) se ha convertido en la herramienta más empleada por los neurólogos para apoyar el diagnóstico de esclerosis múltiple, y también es el instrumento que los investigadores emplean para observar la evolución de la enfermedad en estudios sobre ésta y sobre nuevos tratamientos para controlarla.

 

La primera utilización de la RM se describió en 1981. A partir de entonces, ha evolucionado rápidamente con el desarrollo de nuevas técnicas cada vez más sensibles y específicas respecto a la enfermedad.

 

A fecha de hoy, se considera que la resonancia magnética es la mejor manera no invasiva de obtener imágenes del cerebro, la médula espinal y otras áreas del organismo. Muchos expertos consideran que ha permitido entender mucho mejor la esclerosis múltiple para poder tratarla de forma más eficaz.

 

¿Cómo funciona la resonancia magnética?

 

A diferencia de la tomografía computarizada y de las radiografías convencionales, la resonancia magnética no implica el empleo de radiación. En lugar de ello, la resonancia magnética emplea ondas de radiofrecuencia y campos magnéticos:

 

  1. Un potente campo magnético hace que un pequeño porcentaje de los protones de hidrógeno en las moléculas de agua que contiene el organismo se sitúen en línea con el campo magnético.
  2. Cuando están alineados, las ondas de radiofrecuencia y otros campos magnéticos de menor intensidad se emplean para descolocarlos nuevamente.
  3. Al cesar las ondas, los protones vuelven a alinearse y emiten señales que se envían al ordenador, que compone la imagen del agua contenida en los diferentes tejidos del organismo.

 

 

Como la mielina que protege los tejidos nerviosos es grasa, repele el agua. Por eso, en las áreas en las que la mielina ha sufrido daños por la esclerosis múltiple la resonancia magnética detectará agua, que se muestra como áreas blancas o bien oscurecidas, dependiendo del tipo de aparato que se emplee.

 

La resonancia magnética es particularmente útil para detectar la desmielinización en el sistema nervioso central y, en consecuencia, es un instrumento muy eficaz para ayudar a establecer el diagnóstico de esclerosis múltiple. No obstante, hay expertos que matizan que aproximadamente un 5 por ciento de las personas con esclerosis múltiple no muestran las lesiones típicas al comienzo de la enfermedad. Si durante resonancias magnéticas sucesivas siguen sin apreciarse lesiones en la mielina, entonces debería replantearse si el diagnóstico de esclerosis múltiple es correcto.

 

RM en el síndrome clínicamente aislado

 

Se ha dicho que la resonancia magnética es particularmente útil en pacientes que han sufrido un único episodio de desmielinización, una circunstancia que se denomina síndrome clínicamente aislado (CIS).

 

  • El número de lesiones observadas en una resonancia magnética inicial puede ayudar al especialista a evaluar el riesgo de que el paciente desarrolle un segundo brote en el futuro, lo cual confirmaría el diagnóstico de esclerosis múltiple. Se ha visto que algunos tratamientos retrasan la presentación del segundo brote sintomático de desmielinización en personas que solo han sufrido un episodio.
  • La resonancia magnética puede emplearse también para identificar un segundo episodio neurológico en personas que no han experimentado síntomas adicionales. Esto contribuiría a confirmar el diagnóstico lo antes posible. 

 

RM para observar la progresión de la esclerosis múltiple

 

Cuando se ha confirmado el diagnóstico de esclerosis múltiple, no es necesario obtener más imágenes por resonancia magnética. Sin embargo, seguirá siendo una prueba importante para evaluar el progreso de la enfermedad y adoptar decisiones en cuanto al mejor tratamiento para cada persona. El neurólogo tendrá en cuenta los síntomas y los brotes en un paciente concreto, pero también si la enfermedad está activa de acuerdo con los resultados de la resonancia magnética.

 

No existe un acuerdo universal en cuanto a cuál es la frecuencia ideal para realizar resonancias magnéticas en casos de esclerosis múltiple. Lo más habitual es llevarlas a cabo una vez al año.

 

Siempre que sea posible, es preferible realizar la prueba en el mismo aparato y con el mismo equipo de radiólogos para su comparación con resultados anteriores.

 

FUENTES

Multiple Sclerosis News Today. Magnetic Resonance Imaging (MRI) and MS Diagnosis. https://multiplesclerosisnewstoday.com/multiple-sclerosis-diagnosis/mri-magnetic-resonance-imaging/

Ciccarelli, O y Miller, DH. Magnetic Resonance Imaging in Multiple Sclerosis BMJ Journals. Practical Neurology. doi.org/10.1046/j.1474-7766.2002.00405.x

 

Filippi, M et al. Magnetic resonance techniques in multiple sclerosis: the present and the future. Arch Neurol. 2011 Dec;68(12):1514-20

National MS Society. https://www.nationalmssociety.org/Symptoms-Diagnosis/Diagnosing-Tools/MRI

Valora el contenido ¿Cómo de útil te ha parecido el contenido?
Comparte en RRSS
Autor
AUTOR
Admin
Comparte en RRSS
Comparte tu historia Comparte tu historia

Historias que nos inspiran

Descubre las historias

Escribe tu comentario (0 comentarios)

0 comentarios
Avatar

Te puede interesar...

El Tribunal Médico para la esclerosis múltiple. ¿Cómo determinan una incapacidad permanente?

La solicitud se puede iniciar:A instancia del propio interesadoA instancia...

Leer más

La integración social de los pacientes de esclerosis múltiple

Las dificultades para salir o realizar ciertas actividades hacen que...

Leer más

Como convivir con una persona que padece esclerosis múltiple

Para el entorno del paciente, asumir el papel de cuidador...

Leer más